Madrid. Vecinos de arganzuela piden a botella que no ceda al sector privado terrenos cercanos al museo del ferrocarril

Las asociaciones vecinales El Planetario y Nuevo Legazpi entregarán el próximo viernes al Ayuntamiento de Madrid más de 1.400 firmas, recogidas en ‘change.org’, dirigidas a la alcaldesa, Ana Botella, para que no se cedan al sector privado los terrenos que actualmente están destinados a equipamientos educativos y deportivos para el barrio de Arganzuela, situados próximos al Museo del Ferrocarril.Así se recoge, según estas organizaciones vecinales, en la revisión del Plan General Urbanístico, ahora en proceso de información pública.Según los vecinos, “en la zona no hacen falta centros comerciales, sino el instituto que las familias llevan más de 10 años reclamando, un centro de salud, un polideportivo, una piscina de verano (hay una única piscina descubierta en Peñuelas para los 154.000 vecinos de Arganzuela), una piscina cubierta y una biblioteca”. Por ello, exigen que los terrenos de Delicias se destinen a dar respuesta a las necesidades reales de la población y que el Plan Urbanístico especifique claramente qué parcelas se reservan para cubrir la falta de dotaciones del barrio.