Marrero espera que la dirección del PSC "no de la espalda" a la propuesta de su portavoz parlamentario de cambiar el REF

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 11 (EUROPA PRESS) El portavoz del Gobierno de Canarias y viceconsejero de Comunicación y relaciones con los medios, Martín Marrero, aseguró hoy que el Ejecutivo regional "espera que la dirección del PSC no dé la espalda a la proposición de su portavoz parlamentario, Blas Trujillo, quien hace unos días hizo pública una propuesta de modificaciones puntuales del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias para hacer frente a la crisis económica". "Seguimos esperando, tal y como se planteó tras el último Consejo de Gobierno, que la dirección del PSC" cumpla con esta propuesta lanzada por Trujillo, explicó Marrero en declaraciones a Europa Press. El recientemente designado portavoz reiteró la invitación del Gobierno canario a todos los partidos y agentes sociales y económicos para trabajar de manera conjunta en la búsqueda de soluciones que permitan paliar los efectos de la crisis económica, expresó su deseo de que el PSOE canario "aparque definitivamente las batallas partidistas y personales para actuar en favor del interés general de los ciudadanos". Marrero recordó que el próximo martes el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, se reunirá con las patronales y organizaciones sindicales más representativas de las islas, un encuentro al que "el Ejecutivo sigue confiando que se sumen los socialistas canarios". "El propio presidente", señaló Marrero, "aceptó el pasado jueves en el Parlamento la propuesta del portavoz del Grupo Socialista en la Cámara para debatir aspectos concretos del Régimen Económico y Fiscal (REF), cuya modificación podría contribuir a paliar las consecuencias de la crisis. Sin embargo, continuó el portavoz gubernamental, esa iniciativa se ha encontrado con la reticencia de un sector del propio Partido Socialista". A juicio del Gobierno de Canarias, el momento actual precisa de la cooperación y el trabajo conjunto de partidos, organizaciones empresariales y sindicales, por lo que Martín Marrero demandó "altura de miras" a todos los actores implicados para buscar las soluciones que están demandando los trabajadores, las familias y las pequeñas y medianas empresas. En este sentido, reiteró que "es la hora de las soluciones --por limitadas que sean dado el escaso margen de actuación de una comunidad autónoma--, no de las discusiones", por lo que pidió un ejercicio de responsabilidad a los representantes de los ciudadanos, que son precisamente quienes están sufriendo las consecuencias de una crisis que no se resuelve desde la confrontación dialéctica, sino desde el trabajo conjunto a favor de la gente.