Naranjo dice que no le ha "gustado nada" que el edil de Urbanismo le "haya retado" con el Palacio de Justicia

HUELVA, 03 (EUROPA PRESS)

La consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Evangelina Naranjo, aseguró hoy que no le ha "gustado nada" que el delegado de Urbanismo en Huelva, Francisco Moro (PP), le "haya retado" con el Palacio de Justicia porque "ha mentido y existen pruebas que así lo confirman".

En rueda de prensa antes de visitar la nueva sede judicial de la Alameda Sundheim, Naranjo dejó que claro que está "muy enfadada, bastante enfadada, porque a esta consejera no le gusta que las personas que se dedican a lo público y a la política mientan, distorsionen la realidad, confundan a la ciudadanía y para lo único que sirvan sea para generar crispación política, innecesaria en este caso", refiriéndose a la información lanzada por el Ayuntamiento en el que indicó que "reta a la Junta a demostrar su voluntad de construir la Ciudad de la Justicia solicitando los terrenos, como ha hecho Educación".

Así, la titular de Justicia recordó que "el pasado 24 de junio de 2008 solicitó al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez (PP), una sede para la Ciudad de la Justicia de Huelva, con una edificabilidad de 45.000 metros cuadrados" y que, el 8 de julio siguiente, Moro contestó diciendo que "el pleno del Ayuntamiento le cede a la Junta una parcela con una edificabilidad de 45.000 metros cuadrados".

En este sentido, Naranjo aseguró que se trata de "la misma parcela que él me reta que yo solicite y en la misma misiva aseguró que en septiembre la pondría a disposición".

Así, "el 14 de julio vuelvo a escribir agradeciendo el trabajo realizado y diciéndole que pongo a mi equipo directivo a disposición de Urbanismo para que comiencen las obras inmediatamente, por lo que el delegado de Urbanismo ha mentido, confundido y está creando crispación política", señaló.

A partir de este momento, según apuntó Naranjo, "no sé qué tiene que hacer la Junta de Andalucía, cuando la iniciativa parte de esta consejera en el mes de julio del año pasado" y solicitó al Ayuntamiento que "la polémica cese y cuente la verdad".