Pleno- AMPL. Estarás pide elecciones anticipadas y Antich le replica que "si es valiente" presente una moción de censura

Antich reconoce que la inestabilidad en el Govern sobreviene por "proyectos impulsados por la especulación" como el golf de Son Baco PALMA DE MALLORCA, 31 (EUROPA PRESS)- La diputada y presidenta del PP, Rosa Estarás, instó hoy al presidente del Govern, Francesc Antich, a convocar elecciones anticipadas si no es capaz de poner fin a la "inestabilidad" política que atraviesa el Ejecutivo, a lo que el presidente le retó a presentar una moción de censura "si es valiente" para calibrar el apoyo que tendría la 'popular' en la Cámara. En sesión plenaria durante una pregunta parlamentaria del PP, Estaràs solicitó a Antich si cree que el Govern goza de la estabilidad necesaria como para afrontar la actual situación de crisis económica y, en este sentido, le emplazó a convocar elecciones anticipadas si no es capaz de "poner orden" a la "crisis política e institucional" que, en su opinión, atraviesa el actual Govern. Antich, quien de nuevo volvió a descartar esta posibilidad y le recordó a Estarás que es potestad suya, reconoció sin embargo que existe inestabilidad. "He de reconocer que la inestabilidad viene dada por proyectos impulsados por la especulación, como el golf de Son Baco", afirmó, para agregar a continuación que el Govern "trabaja para intentar eliminar" esta situación de inestabilidad. "Cuando recuerdo lo de antes, convivo mejor con mis inestabilidades", espetó al respecto. Con todo, el jefe del Ejecutivo autonómico acusó a la oposición de contribuir a la inestabilidad "confrontando a los ciudadanos con el tema de la lengua y al aportar diferentes versiones sobre el modelo de financiación", y le recordó a la líder del PP que la convocatoria de elecciones anticipadas es potestad suya. Por su parte, Estarás culpó al president de "estar ciego ante lo que sucede realmente" y de ser "insensible" ante las preocupaciones de los ciudadanos, y le hizo responsable de que la crisis económica se vea acrecentada por el desorden que impera la Comunidad Autónoma. FALTA DE ACUERDO PARA GOBERNAR En su explicación, Estarás manifestó que, tras 20 meses de Govern de izquierdas, se está demostrando que el Pacto entre seis partidos "no está funcionado, y no genera confianza entre los ciudadanos ni incluso entre sus propios socios". "Mandan los partidos y no el president, que tiene que pedir permiso para todo", apuntó. El PP basó estas afirmaciones en distintas iniciativas que pretende impulsar el Govern y que se encuentran con la postura enfrentada de los socios de gobierno. En este punto, la líder del PP mencionó el desacuerdo en torno a proyectos como "el hospital de Son Espases, que se aprobó con el rechazo del Bloc; la Ley de Vivienda, que se tuvo que retirar porque UM no estaba de acuerdo; el Plan Territorial de Mallorca, sobre el que todavía no sabemos qué pasará". Asimismo, señaló que tampoco existe acuerdo en materia ferroviaria ni en torno a Son Baco, que "ya tiene historia de sainete", indicó al respecto. "Se piden dimisiones entre ustedes a través de los diarios, se pierden el respeto y llegan incluso hasta el insulto. Se trata de un juego suicida de zancadillas", añadió Estarás quien lamentó que mientras tanto estemos antes "una de las peores crisis que todos los que estamos aquí podemos recordar", apostilló. Antich defendió que el Govern está haciendo trabajo "estable" con los agentes sociales y económicos, "consiguiendo un buen resultado en los distintos ámbitos para hacer frente a la situación de dificultad económica que atravesamos".