Promotora del hotel Algarrobico (Almería) denuncia por allanamiento a Greenpeace

ALMERÍA, 12 (EUROPA PRESS) Azata del Sol, empresa promotora del hotel que se ubica en el paraje de El Algarrobico en Carboneras (Almería), anunció hoy que emprenderá acciones legales por presunto delito de allanamiento contra la organización conservacionista Greenpeace tras la acción emprendida a primera hora de hoy por 60 activistas, quienes se proponen "hacer desaparecer" el inmueble bajo una tela de 18.000 metros cuadrados ante lo que considera continuos incumplimientos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marina. Así lo avanzó en declaraciones a Europa Press el portavoz de la mercantil, Antonio Baena, quien reveló, asimismo, que ha denunciado los hechos ante la Policía Local y la Guardia Civil al tiempo que ha comunicado a la Inspección de Trabajo la "invasión" que supone un "notable riesgo para la integridad física" de los integrantes de Greenpeace que circulan por el interior del edificio de 22 plantas "cuyas obras no se ha concluido y cuyo estado ha deteriorado" desde que se paralizase la construcción por orden judicial el 23 de febrero de 2006. Baena, que confirmó que no se han producido incidentes durante la actuación iniciada pasadas las 07,00 horas, criticó con dureza "esta nueva invasión de la propiedad privada" y desvinculó cualquier responsabilidad con respecto a la "seguridad" de, al menos, 30 activistas que están ahora en el interior del hotel después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) desestimase levantar la citada medida cautelar al entender que la promotora pretendía reactivar la obra pese a que, desde Azata del Sol sostienen que precisamente "queríamos adoptar medidas de protección ante el grave riesgo de accidente". Greenpeace desplazó hoy a 60 activistas para cubrir el hotel con una tela de 18.000 metros cuadrados e instalar una pancarta de 370 metros cuadrados donde se pide un "parque natural sin hotel ilegal". Es la cuarta vez, la primera se registró en 2005, que el colectivo conservacionista lleva a cabo acciones de denuncia contra la construcción de inmueble, sobre el que pesa un expediente de expropiación incoado en 2005 y un total de nueve pronunciamientos judiciales que avalan, entre otras, el fundamento de la citada expropiación al invadir la zona de servidumbre del dominio público marítimo-terrestre y la "no conformidad a derecho" de la licencia municipal concedida por el Ayuntamiento de Carboneras. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Vera desestimó en julio de 2007 la demanda por coacciones, calumnias e injurias que Azata del Sol interpuso contra una portavoz de la organización ecologista Greenpeace. La denuncia imputaba a la la responsable de campañas, María José Caballero, por el primer acto de protesta desarrollado en noviembre de 2005, cuando se colocaron pancartas en las que podía leerse 'Hotel Ilegal' y 'Demolición'. La sentencia consideró que los actos de la organización conservacionista que los citados actos no fueron causa de delito ni falta alguna, ya que fueron llevados a cabo sin violencia, sin molestar a los trabajadores ni interrumpir su trabajo y tan sólo "mostraron su desacuerdo con las obras que en el lugar se estaban desarrollando".