PSOE aboga en el Día Mundial del Agua por un "gran acuerdo para que este bien no sea un mero recurso territorial"

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS) El PSOE-A apostó hoy por el impulso de un "gran acuerdo en su defensa como un derecho universal y no como un mero recurso exclusivamente económico, territorial o identitario, consciente de que este bien es uno de los elementos más sensibles a los efectos negativos que está provocando el cambio global". Según el manifiesto del PSOE-A con motivo del Día Mundial del Agua, la humanidad se enfrenta al reto de tener que redefinir su cultura de vida, ante la evidencia de que el modelo actual de abuso con que se gestionan los recursos del planeta conduce al agotamiento de los mismos, y a poner en grave riesgo nuestra propia seguridad y la viabilidad de las generaciones venideras. Así, según los socialistas, el cambio climático es ya hoy el principal factor de inseguridad internacional, generador de pobreza, hambre, guerras y desesperados movimientos migratorios, y el agua se convierte en protagonista de tanta inestabilidad. Frente al eslogan insostenible del "agua para todos" hoy, sin querer saber lo que pasará mañana, "el gran objetivo a conseguir es el de agua para siempre, lo que significa que el agua debe cubrir nuestras necesidades vitales de hoy, las de nuestros hijos, las de nuestros nietos". Para el PSOE andaluz, no es posible admitir que los errores de gestión aplicados simplemente a satisfacer determinadas exigencias actuales, puedan poner en cuestión el hecho de que somos simples depositarios de un legado que recibimos de nuestros antepasados, y que tenemos la obligación de traspasar a las generaciones futuras. 'Agua para siempre' implica que estamos obligados a aplicar criterios de contención, ahorro y eficiencia, en todos y cada uno de los usos del agua en las actividades cotidianas, urbanas, agrícolas o industriales, para asegurar un suministro en cantidad suficiente y calidad óptima. Además, esto conlleva a asumir que no existe la biodiversidad sin agua, que la biodiversidad es el mejor garante de la calidad de las aguas, y que no es posible la vida saludable de que disfrutamos fuera del equilibrio que se produce entre los distintos ecosistemas. Y hemos de reconocer que no hay mejor modelo de gestión que los haga viables la unidad de gestión integral de las cuencas. Esto hace necesario aplicar las tecnologías más eficaces y eficientes en cada lugar para garantizar el abastecimiento en las mejores condiciones, haciendo compatibles en cada caso los sistemas tradicionales con una permanente vocación innovadora. Así lo preconiza el Programa Agua, al incorporar el ahorro y la eficiencia como principales instrumentos de gestión, acompañados de aquellas infraestructuras que mejor respondan a suplir los déficits, y que han de ser necesariamente distintas en los diferentes territorios, en función de los condicionantes que puedan limitarlas. En Andalucía se ha firmado el Acuerdo Andaluz por el Agua, que ha permitido una participación activa de toda la sociedad andaluza en las políticas de Aguas que garantiza un uso sostenible y eficaz de un recurso tan necesario, además de mantener un compromiso con las generaciones futuras. Actualmente se esta elaborando también la Ley de Aguas, basado en el Pacto Andaluz del Agua; que una vez en el Parlamento dará a todos los grupos políticos la oportunidad de pronunciarse. Desde el PSOE de Andalucía apostamos por un respaldo mayoritario a dicha ley.