PSOE de Santa Cruz de Tenerife propone redacción de un mapa lumínico de la ciudad para garantizar el consumo sostenible

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 (EUROPA PRESS)

El PSOE de Santa Cruz de Tenerife, a través de su portavoz, Florentino Guzmán, ha propuesto al Ayuntamiento de la capital tinerfeña la redacción de un mapa lumínico de la ciudad para garantizar no sólo el consumo sostenible, sino también para facilitar las condiciones óptimas para el estudio y observación de los astros, y contribuir por lo tanto con la labor de observación del Instituto Astrofísico de Canarias.

Según Guzmán, "es necesaria la redacción de este mapa para analizar todo el tejido eléctrico-lumínico, saber cuál es su estado y adoptar las medidas adecuadas para solventar las deficiencias, tanto en la red como en los puntos de luz". Todo ello supondría un "acercamiento a los principios de desarrollo sostenible de la Agenda 21 Local", señaló.

El incremento de la actividad nocturna en las ciudades, principalmente impulsada por el ocio en todas sus versiones, ha venido acompañado de un no menos despreciable aumento de las necesidades de iluminación artificial durante este período. Este crecimiento, que algunos estudios cifran en un 45 por ciento desde el año 1990, sitúa a este sector entre los de mayor importancia relativa en lo que a emisión de gases de efecto invernadero se refiere y entre los grandes incumplidores del protocolo de Kyoto en las ciudades.

"El alumbrado público es uno de los principales consumidores de energía por lo tanto es necesario que contribuyamos decididamente a facilitar un mejor aprovechamiento y explotación", indicó el socialista.

Por otro lado, según Guzmán la ausencia de un marco legal que regule la contaminación lumínica así como la ausencia de una tradición en este campo del medio ambiente, ha dado como resultado que los proyectos técnicos, especialmente los más antiguos, hayan considerado este aspecto como un elemento secundario dentro del conjunto de parámetros a analizar, de ahí que el despilfarro en el alumbrado sea una tónica bastante habitual en los municipios canarios, al destinarse una parte muy importante de esta energía a alumbrar zonas no deseadas o innecesarias, o bien no medir y proveer la necesidad lumínica en cada caso.

Por tanto, para el concejal socialista el concepto de "contaminación lumínica" no debe quedar restringido a "la emisión de flujo luminoso de fuentes artificiales nocturnas en intensidades, direcciones o rangos espectrales innecesarios para la realización de las actividades previstas en la zona en que se han instalado las luminarias. Esa contaminación también afectan a las observaciones astronómicas".

"La necesidad de redacción de ese mapa está motivada no sólo por lo mencionado anteriormente, sino que debe atenderse también a otros factores de carácter económico, ecológico y social que también participan de tal definición, como la utilización abusiva de los recursos naturales, el sobreconsumo de energía, la agresión a los ecosistemas nocturnos y a su cadena trófica, la emisión de gases de efecto invernadero ya mencionada, el peligro para viandantes y conductores, la intrusión lumínica y la producción de residuos peligrosos, entre otros", apostilló.

Por último, Guzmán señaló que "esta medida no debe entenderse como una limitación al confort lumínico nocturno, sino la optimización de este medio sin menoscabo de las funciones para las que está concebido, es decir, no se trata de iluminar menos sino mejor".