PSOE dice que las balsas de fosfoyesos "tienen su fin" y la "estrategia negativa" de IU y PP "no conduce a nada"

HUELVA, 19 (EUROPA PRESS)

El parlamentario andaluz socialista y secretario regional de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, señaló hoy que las balsas de fosfoyesos, vertidos por Fertiberia, ubicadas en las Marismas de Mendaña en Huelva, "tienen su fin y se van a cerrar", así como "la estrategia negativa" de IU y PP, respecto a esta cuestión, "no conduce a nada".

En una entrevista concedida a Europa Press, Díaz Trillo indicó que con la creación de la comisión de un grupo de expertos para recuperar las balsas, anunciada por el ex presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves el pasado 20 de febrero, cuyo funcionamiento será "inmediato", hará posible que Huelva "disfrute del uso adecuado de ese espacio de 400 hectáreas".

En este sentido, el secretario regional de Medio Ambiente señaló que instalarse en "el tremendismo" en estos momentos "no es conveniente" porque el final de las balsas está "determinado", por lo que hay que tener "una posición prudente" por el impacto laboral que podría tener el cierre de Fertiberia.

El parlamentario andaluz apuntó que es "un problema instalarse en una estrategia equivocada", refiriéndose a una denuncia interpuesta el pasado miércoles "a la ex delegada en Huelva de la Consejería de Medio Ambiente, Isabel Rodríguez Robles; a la consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo Jiménez, y a la jefa del servicio de Legislación, Recursos e Informes de la Consejería, por un presunto delito de prevaricación", tras la concesión de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) a Fertiberia, por parte de la asociación de defensa jurídico ambiental De Amicitia y la Asociación Mesa de la Ría de Huelva.

La apuesta del PSOE es "clara", según indicó Díaz Trillo, ya que el objetivo es "combinar la salud medioambiental con los puestos de trabajo", a lo que añadió que "hay un diálogo abierto", al tiempo que hizo un llamamiento a "una posición razonable" porque "los mismos que defienden un empleo estable llevan a cabo esta estrategia que no conduce a nada y que no favorece ni al medio ambiente ni a la imagen de Huelva".