Soria (PP) garantiza que las decisiones de los jueces nada tienen que ver con las elecciones, salvo en el caso de Garzón

Presidente del PP canario denuncia el "uso partidario" por parte del PSOE de la Fiscalía del Estado y de mandos de la Policía Nacional PRAIA (CABO VERDE), 11 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Haridian Mederos) El presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, afirmó hoy que "el que la hace tiene que pagarla con todas las consecuencias" en relación a presuntos casos de corrupción en la Península y también en el municipio grancanario de Telde, al tiempo que aseguró que "ni una sola decisión de un juez puede tener que ver con el proceso electoral", ni las gallegas ni las vascas, "salvando el de jueces muy marcados políticamente como puede ser el de Baltasar Garzón". Tras un desayuno con el acalde de Praia, Ulisses Correia, en una visita institucional al país africano, el también vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Ejecutivo canario mostró su respeto hacia la instrucción del denominado 'Caso Faycán' de Telde, que ha concluido tras más de tres años de investigación y con 38 imputados, entre ellos el alcalde, Francisco Valido y varios concejales del PP para quienes anunció que no se abrirá expediente de expulsión. "Lo que lamento profundamente es que haya personas inocentes que han sido detenidas y han estado alguna noche en un calabozo y con la terrible losa de culpabilidad sobre sí mismas durante más de dos años y al final se les ha archivado la imputación", declaró Soria en relación a la decisión del juez Javier García García-Sotoca de dictar el sobreseimiento provisional de la causa respecto a los ediles Sonsoles Martín, Domingo Ramírez y José Suárez. "La justicia hoy es lenta, terriblemente lenta y una justicia lenta no es justicia y, por tanto, ésta es una de las cuestiones a las que el Gobierno de España tiene que ponerse de una vez", manifestó el líder del PP en el archipiélago. En su opinión, no hay derecho a que el PSOE se haya "cargado el gran pacto por la justicia que se suscribió entre las dos grandes fuerzas políticas, PP y PSOE, cuando gobernaba el PP y cuando el responsable de justicia en el PSOE era el que luego fue ministro de Justicia en este partido". Según Soria, "la justicia en España es una de las grandes asignaturas pendientes de la transición desde el punto de vista del déficit de profesionales, hace falta que los procedimientos para acceder a la judicatura sean más frecuentes y hacen falta más medios materiales y económicos". Al entender del presidente popular en las islas, "durante los últimos cinco años la justicia ha retrocedido a tiempos muy pretéritos y en eso tienen una enorme responsabilidad las dos personas que han sido responsables del Ministerio de Justicia, el hoy candidato a Europa por el PSOE, Juan Fernando López Aguilar, y el actual ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y es de las cuestiones a las que el Gobierno debería dedicarle algo más de atención". "Qué casualidad que la primera huelga de jueces en toda la Democracia se dé precisamente durante un gobierno del PSOE", apostilló. "GARZÓN ADMINISTRA CASOS A CONVENIENCIA POLÍTICA. ES UNA EVIDENCIA" Asimismo, afirmó que "ni una sola decisión de un juez puede tener que ver con el proceso electoral, salvando el de jueces muy marcados políticamente como puede ser el de Garzón, que en reiteradas ocasiones ya ha demostrado que administra algunos casos a conveniencia política". "Esto es una evidencia, pero con esa excepción yo no tengo ninguna duda respecto a los demás", aseveró tajante. No obstante, agregó que "cuestión distinta es el uso partidario que el PSOE hace de la Fiscalía General del Estado y de las instrucciones que reciben directamente algunos fiscales Anticorrupción para actuar más con criterios políticos que con criterios estrictamente derivados de la obligación y función básica y esencial que en un Estado de Derecho tiene el Ministerio Fiscal, eso sí que es un uso partidario". Recordó que ello ha sido denunciado desde hace tiempo por su partido y reiteró que en el caso de las islas es "rechazable el carácter político con el que el anterior jefe de la Policía Nacional en Canarias --Narciso Ortega-- actuó en las islas durante los años en los que estuvo al frente de la Jefatura", algo que tachó de "inadmisible" en un Estado de Derecho. "NO IMPORTA EL COLOR POLÍTICO" Así pues, a su juicio, "no se puede utilizar el aparato del Estado, la Fiscalía General y la Policía Nacional para perseguir adversarios políticos". "Aquí el que la hace tiene que pagarla con todas las consecuencias, no importa el color político del que sea, me da exactamente igual que sea del PP, del PSOE o de lo que sea", añadió. Si bien precisó que "una cosa es que se responda de actos ilícitos y otra muy diferente es lo que hacen los gobiernos del PSOE de usar herramientas básicas del Estado de Derecho como la Fiscalía General o bien los mandos de la Policía Nacional". Soria expresó, en todo caso, "la mayor admiración y respeto a fiscales y miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, cosa muy distinta son los jerarcas de estas instituciones cuando se ponen al servicio de un gobierno de una manera partidaria". "Ésa es la manifestación palpable de la quiebra del Estado de Derecho", recalcó. Por otro lado, dejó claro que "nadie ajeno al partido marca la pauta y la directriz del partido, que es quien toma sus propias decisiones". "A día de hoy en España políticos condenados por casos de corrupción de cohecho o por asalto a las arcas del Estado o haber asesinado a terroristas han sido políticos del PSOE., no lo digo porque sean ningún ejemplo, sino porque son justo paradigma de aquello para lo que hay que utilizar las herramientas del Estado. Del PP no conozco a ninguno en esa situación", sentenció.