Torre del Bierzo (León) cambia de alcalde tras prosperar una moción de censura de PP y un tránsfuga del PSOE

PONFERRADA (LEÓN), 9 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Torre del Bierzo (León) cambió de alcalde después de que esta mañana prosperase una moción de censura presentada por cinco concejales del PP con el apoyo de un edil tránsfuga del PSOE, Felipe García, que era el anterior concejal de Obras. El hasta ahora alcalde de la Unión del Pueblo Leonés (UPL), Julio Rodríguez Feliz, que gobernaba con sus dos concejales y los cuatro ediles socialistas tuvo que entregar el bastón de mando al nuevo alcalde 'popular', Manuel Merayo, quien con sus cinco concejales y el edil expulsado del PSOE cuenta con la mayoría absoluta para poder gobernar. Manuel Merayo, que con el resto de compañeros de grupo fueron expulsados del partido, juró su cargo como regidor y enumeró los motivos que llevaron a su grupo a presentar dicha moción de censura. Argumentó que entre ellos se encontraba la Pésima situación financiera municipal, y la elaboración de un presupuesto "ficticio". También aludió a la falta de resultados en las relaciones institucionales del Ayuntamiento con la Junta de Castilla y León y la Diputación. Además argumentó, al igual que el edil tránsfuga socialista, "una pérdida de confianza y de la mayoría" del equipo de Gobierno municipal. Finalmente se citó una sentencia contra la hasta ahora teniente de alcalde de Torre, María José Estrada, en relación con una denuncia a un periódico provincial de León. Manuel Merayo resaltó también que en las pasadas elecciones municipales el grupo más votado fue el PP, y sin embargo estaba gobernando la UPL con sólo dos actas. "Se han lanzando infundios sobre personas que creo que se han pasado de la raya, y para nosotros puede estar dentro del delito, y esto para nosotros, constituye un argumento más, quizá con más peso que otro para que ustedes no estén en ese equipo de gobierno", manifestó en la toma de posesión el nuevo alcalde. Por su parte, el alcalde saliente, el leonesista Julio Rodríguez Feliz, rechazó punto por punto cada uno de los argumentos planteados por el nuevo regidor. Aseguró que regresa a los sillones de la oposición "con la cabeza bien alta" y la satisfacción del deber cumplido. También anunció una oposición "constructiva, pero dura". Además, incidió en que el hecho de que el PP y el PSOE hayan expulsado a los concejales por esta moción de censura supondrá "un lastre" de apoyo político que lo pagará el Ayuntamiento de Torre. "Los han tirado del portaaviones por la borda y no los van a recoger ni los cayucos", declaró Rodríguez Feliz, en alusión a la expulsión del partido del nuevo equipo gobernante.