Vecinos de Centro aplauden la peatonalización de Fuencarral pero critican que no haya un Plan de Movilidad alternativo

Piden que el barrio de Justicia sea declarada Área de Prioridad Residencial y una reunión con Calvo para tratar el tema MADRID, 23 (EUROPA PRESS) Asociaciones de vecinos del barrio Universidad, en el distrito de Centro, aplaudieron hoy la peatonalización de la calle Fuencarral, que comenzará este miércoles según anunció el Ayuntamiento de Madrid, pero criticaron que se haya decidido a espaldas de los ciudadanos y sin que haya un Plan de Movilidad alternativo para los problemas que generará esta decisión municipal. Jordi Gordón, de la Asamblea Ciudadana Barrio Universidad (ACIBU), explicó a Europa Press que "peatonalizar es una medida positiva en todos los casos", pero apuntó que "duele que el Ayuntamiento lo anuncie sólo por razones comerciales y sin hablar con los vecinos". "Nos preocupa que todas las decisiones de este tipo que toma el Ayuntamiento, incluso las positivas, siempre están regidas por un tratamiento de la ciudad como un espacio comercial, olvidando a los residentes", explicó el líder vecinal, añadiendo que los ciudadanos de este barrio quieren que, "además de peatonalizar, se pudiera hacer un Área de Prioridad Residencial, como en la zona de Las Letras". Y es que los madrileños que viven en esta zona están preocupados por lo que va a ocurrir con el tráfico que ya no podrá bajar por la calle Fuencarral hacia la Gran Vía. "Quieren desviar algunos autobuses por la Corredera y poner la cabecera en la plaza de Soledad Torres Acosta, pero allí no hay ni sitio y no consentiremos que, por favorecer a unas tiendas de moda lujosas y poderosas nos discriminen sin contar con nosotros", avisó Gordón. Para él, como para muchos de los afiliados a la Asamblea, esta decisión municipal "no tiene ni pies ni cabeza", y lo que más les preocupa es encontrarse "con hechos consumados" mientras esperan una respuesta del Ayuntamiento que llevan meses reclamando. De hecho, ya se han reunido con el concejal de Centro, José Enrique Núñez, y están a la espera de saber si los recibe el delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, para tratar este asunto. En el mismo sentido se manifestó el presidente de la Asociación de Vecinos Barrio de Justicia, José Carlos Nicolau, en declaraciones a Europa Press, afirmando que los asociados son "favorables a las restricciones del tráfico en el centro de la capital" con paso sólo para residentes y emergencias. "Lo que nos parece mal es que estas operaciones se hagan de manera aislada y sin tener en cuenta un Plan de Movilidad para todo el barrio o el distrito, porque cuando intentan arreglar una calle dan problemas a las de alrededor al no estar pensadas de antemano las entradas y salidas. Con un estudio generalizado funcionarían bien las cosas", consideró. Entre sus principales reclamaciones, las mismas que las de Gordón: el cambio de rutas de los autobuses por calles estrechas por las que casi no podrán ni pasar, el aumento del ruido en estas zonas, de la contaminación, y el empeoramiento de la calidad de vida en unas vías en las que hasta ahora se vivía muy bien. Su solución pasaría también por la declaración de Área de Prioridad Residencial, así como por algunos cambios de trazado en el eje Bárbara de Braganza, Fernando VI y Mejía Lequerica, ampliando las aceras y devolviendo espacio al peatón para acabar con una calle que, a su parecer, "rompe" el barrio y lo desvertebra. "Lo bueno es que creo que este plan es tan alocado que no funcionará, que se colapsará y a los cuatro días tendrán que quitarlo", pronosticó Nicolau. Mientras, también en su Asociación siguen a la espera de la respuesta del Consistorio sobre un encuentro con Calvo.