La apatía, el mayor rival electoral del presidente Bouteflika

La apatía, el mayor rival electoral del presidente Bouteflika

La apatía, el mayor rival electoral del presidente Bouteflika

ARGEL (Reuters) - Los argelinos votaban el jueves en unas elecciones que el presidente Abdelaziz Bouteflika necesita ganar convincentemente, para mostrar que puede reconectar con los desilusionados votantes y sofocar una persistente insurgencia islamista.

Se espera que Bouteflika, un veterano de 72 años de la guerra de Argelia para independizarse de Francia, gane por un amplio margen pero si los votantes no acuden a las urnas eso podría impulsar a sus oponentes, incluyendo islamistas, que dicen que los comicios son una farsa.

"Las abstenciones, el único adversario de Abdelaziz Bouteflika, podrían alterar todos los cálculos para las elecciones", escribió el periódico Le Soir D'Algerie en su edición del jueves.

Legisladores argelinos, en su mayoría leales a Bouteflika, le abrieron paso para presentarse a la reelección el año pasado al abolir los límites constitucionales al período presidencial. Los críticos dijeron que eso podría permitirle ser presidente de por vida.

Los cinco otros candidatos en la carrera no presentan un verdadero desafío, y varias figuras de oposición que no están tomando parte han instado a sus partidarios a votar en blanco o quedarse en casa.

Alrededor de una hora después de que la votación comenzara en la capital, una ciudad de blancos edificios coloniales franceses que se alzan sobre el mar Mediterráneo, sólo una hilera de votantes se aproxima a los centros de votación centrales.

Responsables electorales dijeron que esperaban que los números aumentaran más tarde. La televisión argelina mostró imágenes de largas colas junto a los centros de votación en otras partes, junto a llamamientos pregrabados para que la gente salga a votar.

"Yo voté hoy por Bouteflika porque creo que debe continuar con su programa. Necesitamos paz y crecimiento económico para crear empleos", dijo el trabajador industrial Abdelwahab Ziani, de 42 años, mientras emitía su voto en el centro de Argel.