Misión de Observación de la UE no ve indicios de fraude

  • Quito, 23 abr (EFE).- El jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE), el portugués José Ribeiro e Castro, afirmó hoy que no ve "indicios de fraude" en el proceso que culminará el domingo con los comicios generales en Ecuador.

Misión de Observación de la UE no ve indicios de fraude

Misión de Observación de la UE no ve indicios de fraude

Quito, 23 abr (EFE).- El jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (UE), el portugués José Ribeiro e Castro, afirmó hoy que no ve "indicios de fraude" en el proceso que culminará el domingo con los comicios generales en Ecuador.

En una conferencia de prensa, al término de la campaña electoral, que se cierra hoy, Ribeiro aseguró que la misión que preside por tercera vez en dos años "no tiene la idea de que (Ecuador) sea un país donde se cometa fraude electoral".

"Esto no quiere decir que no pueda haber casos puntuales" de irregularidades, dijo Ribeiro e Castro, y añadió que por eso la misión permanece atenta.

Si algo se produce, "lo diremos en nuestro informe dos días después de la jornada electoral", es decir, el día 28.

Cerca de 200 personas, en las que se incluyen analistas políticos, legales y especialistas en procesos electorales, a los que se añade un grupo de parlamentarios europeos, vigilan desde principios de mes la campaña electoral y harán lo propio el día 26, en la jornada de elecciones.

Ribeiro e Castro reconoció que a veces la misión de la UE y otras de observación, como la de la Organización de Estados Americanos (OEA), están expuestas a críticas tanto por parte del Gobierno como de la oposición, de quienes, dijo, escuchan "quejas o preocupaciones", algo que calificó de "gajes del oficio".

A su juicio "es importante que los sujetos políticos con quejas respecto al proceso electoral las presenten al Consejo Nacional Electoral (CNE) y al Tribunal Contencioso Electoral (TCE)", autoridades encargadas de organizar el proceso y de resolver las demandas, respectivamente.

Calificó la misión como "un acto de cooperación democrática" y agradeció los acuerdos conseguidos con el Consejo Nacional Electoral (CNE) por las "garantías para trabajar" que les han facilitado, como la libertad de circulación por todo el país, el acceso a las dependencias electorales, a las mesas y a los centros de recuento de votos.

"Tenemos motivos para estar satisfechos" porque "hemos sido bien recibidos en los distintos sectores del país", precisó.

Ribeiro e Castro apuntó como los aspectos más complicados de la misión de observación comprobar la "equidad" a la hora de utilizar recursos entre los candidatos y movimientos políticos que se presentan, así como la función de los medios de comunicación del Estado.

En su opinión, "sería buena una ley de servicio público" para estos medios, sobre todo en radio y televisión, que obligaran a "garantizar el pluralismo", algo que la misión de la UE recomendó en 2008.

Por ley, los candidatos y movimientos no pueden recibir donaciones privadas para sus campañas y es el CNE el que concede el permiso de propaganda y los espacios publicitarios.

En una opinión personal, Ribeiro e Castro consideró que quizás debería dedicarse más tiempo a programas y menos a cuñas publicitarias.

Alrededor de 10,5 millones de ecuatorianos están convocados a las urnas el próximo domingo para designar, entre otras autoridades, al jefe de Estado y los integrantes de la Asamblea Nacional.