El Gobierno y el PNV, a 352 millones del acuerdo sobre los Presupuestos


Lainformacion.com|
Íñígo Urkullu y Mariano Rajoy

Íñígo Urkullu y Mariano Rajoy

El PNV, en palabras de su Presidente, Andoni Ortúzar, quiere dinero "contante y sonante" para dar el sí a los Presupuestos Generales del Estado para 2017. Y ese dinero "contante y sonante" se cuantifica en estos momentos en 352 millones de euros. La diferencia entre los 1.202 millones de euros de liquidación del cupo (el dinero que tiene que pagar el Gobierno vasco al Estado por las competencias que éste presta en el País Vasco), que prevé el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y los 850 millones que pretende pagar Vitoria.

¿Se acuerdan del "dame grano, Mariano" del portavoz del PNV, Aitor Esteban, en el debate de investidura? Pues eso, el trigo que quiere cargar "el tractor de Aitor", que diría Rajoy, pesa 352 'kilos'.

Lo decía hace pocas horas el portavoz de la administración vasca, Josu Erokoreka, que hablaba de la discrepancia en las cifras: "detrás de las cifras hay diferentes criterios", explicaba. "¿Por qué unos llegan a unos números y otros a unos distintos? Porque hemos utilizado distintos criterios. El sistema tiene sus contenidos, pero no todos los elementos del contenido son lo suficientemente claros y, por lo tanto, existe la posibilidad de defender diferente criterios, y, como consecuencia de eso, la propuesta de cada uno es distinta", ha indicado.

Negocian desde hace semanas

De cualquier manera, las dos administraciones negocian desde hace semanas -se estudia también la liquidación de los últimos 10 años y los criterios para el próximo quinquenio- y fuentes sentadas a ambas partes de la mesa reconocen que "el acuerdo no está lejos". Con el escollo de la liquidación del cupo solventado, si finalmente se logra, el sí de los 'jeltzales' (recordemos que los votos de sus 5 diputados en el Congreso pueden ser vitales) a las cuentas de Rajoy sería prácticamente un hecho.

Y es que en el resto de partidas a negociar, inversiones en la Y vasca y el Tren de Alta Velocidad, en puertos y aeropuertos, en la red eléctrica vasca, ayudas a la competitividad de las empresas vascas... el acuerdo está también muy cerca y no supondría mayor dificultad.

Hay que tener en cuenta que el proyecto de Presupuestos que el Gobierno de Rajoy presentó el 4 de abril en el Congreso contiene un claro guiño al PNV al incrementar en un 120% las inversiones destinadas a Euskadi, respecto a las del 2016, que alcanzarán los 330,7 millones de euros.

La lectura de las cuentas cifra en 330,7 millones de euros las inversiones en las distintas infraestructuras férreas y aeroportuarias del País Vasco, lo que supone un incremento del 120% respecto a la ejecución real de 2016. Una subida que sitúa a la Comunidad Autónoma Vasca como la cuarta comunidad autónoma con mayor inversión del Estado por superficie.

Las obras en la Y ferroviaria vasca

La mayor parte de la inversión en infraestructuras se corresponde con la mejora de la red ferroviaria, con 226,72 millones de euros. En concreto, lo destinado al Tren de Alta Velocidad, conocido como 'Y vasca', se eleva a los 179,1 millones. También se destina dinero para las obras, estudios y proyectos en la línea de alta velocidad Valladolid-Venta de Baños-Burgos-Vitoria, que enlazará la 'Y vasca' con la red general del TAV, para lo cual se dedica una dotación de 92 millones de euros.

La financiación de esas actuaciones corresponderá finalmente al Gobierno central, porque los gastos de ejecución que adelanta el Ejecutivo vasco son objeto de las correspondientes minoraciones en el abono del Cupo previsto en el Concierto Económico, como precisa un comunicado de la Delegación del Gobierno en el País Vasco. Por tanto, esas cantidades no tienen reflejo en el presupuesto del Ministerio de Fomento, pero sí en el de Hacienda.

Igualmente, y en clara muestra de lo que en su día se llamó "deshielo" en las relaciones entre Madrid y Vitoria, el Ministerio de Fomento y el Gobierno vasco cerraron a finales de febrero el acuerdo político y técnico para la entrada de la alta velocidad ferroviaria a las tres capitales vascas, que prevé la plena integración del tren y de las estaciones en las ciudades.

El pacto -alcanzado entre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantxa Tapia- no detalla calendarios ni presupuestos. En la reunión estuvieron también presentes los alcaldes de Bilbao, Juan María Aburto; San Sebastián, Eneko Goia, y Vitoria, Gorka Urtaran.

El TAV llegará a las tres capitales

El acuerdo supuso un "paso de gigante" para que el AVE llegue a Euskadi, según De la Serna, y permite iniciar los trámites para redactar el proyecto de la estación de Atotxa en San Sebastián; y comenzar el proceso de información pública del proyecto de soterramiento en Bilbao y de la conexión a Vitoria.

Fomento participará en los procesos en los que se prevé el soterramiento de parte del trazado por el centro urbano, y una de las premisas es lograr el máximo aprovechamiento posible de las plusvalías de los terrenos para que la financiación pública sea la menor posible.

Dejando de lado el tema ferroviario, la inversión prevista en los puertos de Euskadi será de 90,62 millones de euros, de los que 77,81 se invertirán en el Puerto de Bilbao. 

Por su parte, la inversión del Ministerio de Fomento en los tres aeropuertos vascos para 2017 es de 12,69 millones de euros, lo cual supone un incremento del 15% sobre el presupuesto prorrogado y del 222% sobre el presupuesto ejecutado en 2016.

Abstención del PP en Vitoria

Además, con la abstención del PP en el debate presupuestario de este martes en la cámara de Vitoria, que permite así la aprobación de las cuentas del gabinete de coalición PNV-PSE que preside Íñigo Urkullu, los populares ponen también un puente de plata al acuerdo en Madrid con los peneuvistas, pese a que desde las dos partes, con la 'boca pequeña' eso sí, desligan una cuestión con otra, aunque 'off de récord' reconocen que "ayuda y mucho".

Lo cierto es que los Presupuestos de Euskadi para este año ascienden a 11.059 millones de euros, un 1,2% más que las Cuentas del año pasado, de los que el 76% se destina a los servicios de salud, educación y políticas sociales.

El gabinete de Iñigo Urkullu, en situación de minoría en el Parlamento, con 37 escaños sobre un total de 75, logrará aprobar los primeros Presupuestos de la legislatura gracias a su acuerdo con el PP.

El Gobierno vasco ha aceptado modificaciones presupuestarias del Partido Popular por valor de 29 millones de euros, lo que representa el 0,26% de la cuantía total de los Presupuestos.

Con la abstención del PP, el proyecto sale adelante con los 37 votos a favor del PNV y el PSE, los 29 votos en contra de EH Bildu y Elkarrekin Podemos, y la abstención de los nueve representantes del PP.

"Clara voluntad de acuerdo"

A partir de ahora pues, sólo queda que unos y otros continúen discutiendo sobre las cuentas de Madrid. Una discusión en la que tanto el PNV como el Gobierno central tienen "clara voluntad de acuerdo" y que continúa, "sin prisa, pero sin pausa", dicen desde el PNV. Y es que, como explica Ortúzar, el del dinero "contante y sonante", se está "negociando con mucha voluntad política, pero también con mucha seriedad" y calma porque "hasta el 3 y el 4 de mayo no hay ninguna votación trascendental en el Congreso de los Diputados". "Esos días se ven las enmiendas a la totalidad, ahí es cuando los votos del PNV son imprescindibles para el Gobierno de Rajoy", dice Ortúzar, que remacha en una intervención en Radio Euskadi : "se está negociando dura y seriamente". 

Si logra el pacto con el PNV, que todo hace indicar que así será, a Rajoy, que tendría ya atados entonces 175 votos favorables (PP, UPN, Foro Asturias, Ciudadanos, PNV y CC), sólo le faltaría 'atar' al diputado Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, para asegurar los Presupuestos de 2017.