Abbas condena los planes estadounidenses de trasladar la embajada a Jerusalén


MADRID|

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, ha condenado este viernes los intentos del Gobierno estadounidense de trasladar su embajada israelí desde Tel Aviv a Jerusalén, alegando que este movimiento supondría sumir en una profunda crisis el proceso de paz en Oriente Próximo.

Según recoge la agencia Maan, Abbas ha reiterado que Jerusalén Este es la capital de Palestina y también un lugar sagrado para las tres religiones monoteístas, y ha subrayado que cada creyente tiene el derecho a acceder y practicar la religión que profesa en Jerusalén.

La condena del líder palestino llega tras la introducción este miércoles en el Congreso estadounidense de una ley que reconoce Jerusalén como capital no dividida y propone mover la embajada de Estados Unidos en Israel desde Tel Aviv, en un claro desafío a las posturas internacionales que abogan por la solución de los dos estados.

En caso de aplicarse, la ley daría legitimidad a la ocupación israelí en Jerusalén Este que data de 1967 y rechazaría las reclamaciones palestinas sobre la ciudad.

Abas ha invitado al presidente electo, Donald Trump, a visitar los Territorios Palestinos, en particular la ciudad de Belén, y le ha instado a no realizar cambios en el estatus de Jerusalén, ya que la legitimación de la anexión de Jerusalén Este es considerada una "línea roja".

Durante un encuentro organizado para celebrar la Navidad ortodoxa en Cisjordania, Abbas ha pedido a la administración estadounidense que acepte la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada con la abstención de Estados Unidos, que condena los asentamientos ilegales de Israel en los territorios ocupados de Palestina.