El arquitecto de la Diócesis de Huesca inspecciona la torre de la iglesia de Tramaced, tras caer parte de un alero

HUESCA, 13 (EUROPA PRESS)

El arquitecto de la Diócesis de Huesca, Joaquín Naval, inspeccionará esta tarde la torre de la Iglesia de Tramaced, de la que el pasado Jueves Santo, 9 de abril, se desprendió parte de un alero. Este suceso no causó daños personales ni materiales, pero obligó a desalojar cuatro viviendas cercanas, una de ellas de turismo rural, ante la posibilidad de que se desplomara el resto del campanario.

Esta tarde, el vicario general de la Diócesis, José Antonio Satué, acompañado del arquitecto, Joaquín Naval, se reunirá con el alcalde y el cura del Tramaced para tomar decisiones al respecto. Naval inspeccionará la torre y posteriormente deberán decidir si ésta se mantiene o si por el contrario se desmonta.

José Antonio Satué, que aseguró que "la primera opción es mantenerla, aunque otra cosa es que lo permita la situación de la torre", advirtió de que ante su deterioro, ya se habían colocado unos testigos. "Ya estaba deteriorada, de hecho se habían colocado unos testigos por la existencia de grietas, pero la evolución de esos testigos no hacía prever un desenlace como el del jueves".

La iglesia de San Miguel de Tramaced es del siglo XVI, de estilo gótico aragonés, y la torre se construyó en una obra posterior. Desde que el pasado jueves se cayera parte del alero, los oficios religiosos se celebran en el salón de actos de la localidad.