El Obispo de la Diócesis de Canarias afirma que destina la décima parte de su sueldo a los pobres desde enero de este año

El prelado solicitó además "sobriedad y solidaridad" en comuniones y confirmaciones

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

El Obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, afirmó hoy que destina la décima parte de su sueldo a los más necesitados desde "enero de este año" debido a la situación de crisis económica.

Así lo afirmó Cases en una entrevista concedida a Canarias Radio La Autonómica, tras solicitar en su mensaje pascual de la Semana Santa que aquellas personas con nómina y seguridad económica destinen el diez por ciento de sus ingresos a los más necesitados en estos tiempos de crisis.

"Está claro que el problema de la crisis sigue subiendo y la demanda de ayuda continúa aumentando y habrá que ver qué pasa cuando terminen las ayudas y las prestaciones de paro, pero en Cáritas se está constatando un aumento de personas con necesidades básicas para vivir", destacó Francisco Cases, quien añadió que su propuesta "surge del diezmo, que ha existido desde hace mucho tiempo y se aprendía en el catecismo", según informa la emisora en un comunicado.

Cases recordó que "era la costumbre de reservar una parte de los propios ingresos para entonces el mantenimiento de las obras de la iglesia y de las obras que ésta hace". "Ahora de lo que se trata es que aquellos que tengan una estabilidad en el sueldo, que tengan una seguridad grande o pequeña, a esos les recomiendo que no olviden a estas personas que no tienen esta estabilidad", apostilló.

Además, aprovechó para hacer un llamamiento de voluntarios para Cáritas Diocesana. "Al tener más demandas de casos se complica la posibilidad de contar con encuentros personales en los locales de Cáritas, y como no queremos renunciar a las ayudas que podemos prestar, necesitamos más gente", afirmó.

El Obispo de la Diócesis de Canarias solicitó también "más sobriedad y solidaridad" en las celebraciones de comuniones y confirmaciones que tendrán lugar en las próximas semanas, "por lo menos que no haya endeudamiento, porque muchas familias piden préstamos para celebrar estas citas", señaló.