El obispo de Plasencia sostiene que la "libertad de decidir" no puede igualarse al "derecho" a "vivir"

PLASENCIA (CÁCERES), 19 (EUROPA PRESS) El obispo de Plasencia, Amadeo Rodríguez Magro, sostuvo hoy que la "libertad de decidir" abortar, "se tenga la edad que se tenga, no puede ni igualarse ni anteponerse nunca y por ninguna razón al derecho que tiene a vivir un niño o niña de catorce semanas o de las que sea". En un carta pastoral, el obispo placentino subraya que "se está falseando interesadamente" el debate sobre el aborto, "al centrarlo en derechos que chocan frontalmente con el mayor de los derechos", en alusión a la vida. "Y así vemos como se normalizan conductas contra la vida cada vez con mayor impunidad en nombre de derechos subordinados", añade Rodríguez Magro, en su misiva, recogida por Europa Press. Para el obispo lo único "razonable y digno es que los que tienen el poder de decisión en la defensa de los derechos del ser humano se pongan de acuerdo". "Y ese acuerdo ha de empezar por un sí a la vida sin fisuras. Después vendrán las soluciones a los problemas y cuestiones complementarias que giran en torno al asunto principal; pero antes hemos de dejar todos muy claro que el aborto en cualquier supuesto es siempre un mal, es siempre una negación de la vida, es siempre un atentado contra un derecho inviolable, que en ningún caso se puede aprobar ni permitir", expone. Además, Amadeo Rodríguez Magro califica de "calumniosa" la "impresión" que "se quiere extender" de que "defender valores esenciales para el ser humano y su convivencia es ser enemigos del hombre y la mujer". "ORGULLOSO" COMO CATÓLICO "Otros suelen también extender la especie de que esta lucha y esta defensa es sólo cosa de obispos y de curas y que está muy reducida al ámbito católico, y entre estos a los más radicales; la presentan como un empecinamiento de la Iglesia. Y no faltan los que afirman que estas son posiciones de anticuados y enemigos del progreso", se lamenta el obispo de Plasencia. "Si os sirve mi testimonio, os digo que me siento orgulloso de pertenecer a la Iglesia Católica por muchas razones, y una de ellas es por su defensa y promoción de este derecho primordial", subraya Rodríguez Magro. Al respecto, anima a los católicos "a afianzar el derecho a la vida" entre sus "convicciones morales". Además, hace un llamamiento a los párrocos de la diócesis para que el día 25 de marzo inviten, a cuantos quieran sumarse, a la Jornada de Oración por la vida y organicen los actos que se les han propuesto desde el Secretariado Diocesano de Familia". También pide "que se promueva la oración individual o comunitaria por la vida con las oraciones que se les han enviado". Además, el propio obispo convoca en la Catedral a los fieles que quieran participar a un acto eucarístico el día 25 de Marzo, a partir de las siete de la tarde.