El obispo de Tenerife considera laudable la entrega del diezmo y dice que la Iglesia "siempre lo ha pedido a sus fieles"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 15 (EUROPA PRESS)

El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Alvarez, tildó hoy en La Palma de "laudables" las declaraciones del obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, quien ha afirmado que destina la décima parte de su sueldo a los más necesitados desde enero debido a la situación de crisis económica.

"Es una iniciativa laudable y ojalá que no sea sólo de cristianos y católicos, sino de todas las personas con espíritu solidario, que estén dispuestos a encauzar el 10 por ciento de sus recursos, bien para la limosna directa a las personas necesitadas o para proyectos de promoción de empleo, de formación, de inmigración, etcétera", dijo el obispo.

Alvarez señaló que la Iglesia siempre ha recomendado a los fieles que entreguen el diezmo --la décima parte de lo que tienen o ganan-- a las personas más necesitadas. "Hay personas que siempre lo hacen y que incluso entregan más que eso", señaló el obispo.

Bernardo Alvarez reseñó además que las mayores aportaciones a las diócesis las realizan los fieles en las colectas del domingo, algunas de las cuales calificó de "muy importantes".

El obispo de la Diócesis Nivariense señaló que existe una "sensibilidad cristiana" en cuanto a la entrega del diezmo, la cual, según explicó, no sólo se hace en las colectas, sino también directamente a Cáritas o personalmente a las personas necesitadas que conocen. "Es lo que ocurre en las buenas familias y por tanto lo que debería ocurrir en las mejores sociedades, es decir, que los que más tienen ayudan a los que menos tienen", concluyó.