Fernando Lugo reconoce legalmente al hijo que concibió cuando era obispo

  • Asunción, 14 abr (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, tramitó hoy a través de un abogado el reconocimiento legal como hijo suyo del niño de casi dos años de edad al que concebió cuando aún era obispo y cuya paternidad asumió públicamente este, lunes.

Asunción, 14 abr (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, tramitó hoy a través de un abogado el reconocimiento legal como hijo suyo del niño de casi dos años de edad al que concebió cuando aún era obispo y cuya paternidad asumió públicamente este, lunes.

El abogado del mandatario, Marcos Fariña, realizó el trámite ante una oficina del Registro Civil del barrio asunceno de Villa Aurelia, en donde el menor Guillermo Armindo Carrillo había sido inscrito por su madre, Viviana Carrillo.

"Lo que se está haciendo es el reconocimiento por parte del señor Lugo de Guillermo Armindo como su hijo. Luego el trámite de la adición de apellido iría en un juicio, porque tengo conocimiento de que el chico tiene el apellido de la madre", dijo a periodistas el oficial del Registro, Oscar Víctor Benítez.

El funcionario explicó que "lo más importante en este tipo de proceso es el reconocimiento", y que posteriormente tanto Lugo o la madre del niño, que el 4 de mayo próximo cumplirá dos años de edad, pueden "determinar qué apellido va primero y qué apellido va segundo".

El abogado de Lugo anunció también que el gobernante solicitará la restitución de parte de su sueldo, que en su totalidad lo había donado a obras sociales, para solventar la pensión alimentaria del niño.

La remuneración del jefe de Estado paraguayo totaliza 15.980.000 guaraníes (unos 3.200 dólares), incluido el salario y gastos de representación, y desde la asunción de Lugo, el 15 de agosto de 2008, ha sido destinada al Instituto Nacional del Indígena (INDI).

También hoy, otro abogado, Iván Andrés Balbuena, solicitó en nombre de Viviana Carrillo al juzgado de la Niñez y la Infancia de Encarnación, a 370 kilómetros al sur de Asunción, la desestimación de la demanda de filiación presentada la semana pasada, supuestamente con la firma de la madre del menor.

"Aclaro a la señora juez (Evelyn Peralta) que la demanda fue presentada sin mi autorización, ya que se hallaba en tratativas extrajudiciales a fin de obtener el reconocimiento voluntario", señala la solicitud.

La mujer afirma que fue sorprendida en su buena fe: "cuando el día miércoles 8 de abril he tomado conocimiento (...) de que los abogados Walter Acosta y Claudio Kostinchok en forma unilateral resolvieron iniciar la presentación sin mi expreso conocimiento", según el texto.

Añade el documento que tras el reconocimiento público de Lugo y de su anuncio de que procederá a inscribir como suyo al niño, ha decidido "desistir de la acción, solicitando el 'archivamiento' del juicio", que había sido admitido a trámite el lunes por la jueza del Menor, Evelyn Peralta.

La demanda instaurada por Acosta y Kostinchok, quienes adujeron que la mujer pudo haber sido coaccionada para echarse atrás, derivó en un escándalo que acaparó los medios nacionales durante la Semana Santa, en la que Lugo evitó todo tipo de contacto con la prensa.

En una breve declaración pública ayer, el gobernante sorprendió al país al asumir la paternidad del niño y al anunciar que está dispuesto a hacer frente a "todas las responsabilidades que pudieran derivar de tal hecho".

La criatura nació el 4 de mayo de 2007, cinco meses después de que Lugo renunciara a su estado clerical, el 21 de diciembre de 2006, para lanzarse a la arena política. En ese entonces era obispo emérito de San Pedro.