El Papa celebra una misa en Nazaret

NAZARET, Israel (Reuters) - El Papa Benedicto XVI visita el jueves Nazaret, el pueblo de la infancia de Jesús situado en el corazón del territorio donde vive la minoría árabe en el norte de Israel.

En el cuarto día de su peregrinaje por Tierra Santa, el Pontífice celebrará una misa al aire libre, que se espera que sea el acto más multitudinario de su visita, en Monte Precipicio, un lugar donde la Biblia dice que una multitud furiosa atacó a Jesús.

Benedicto XVI también se reunirá con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. En los discursos que ha pronunciado desde que llegó el viernes a Jordania, el Papa ha pedido la creación de un Estado palestino junto a Israel, un llamamiento que ha sido apoyado por Occidente y estados árabes.

Hasta el momento, Netanyahu se ha negado a respaldar ese objetivo.

El Vaticano "apoya el derecho de vuestro pueblo a una patria palestina soberana en la tierra de vuestros antepasados, segura y en paz con sus vecinos", dijo Benedicto XVI el miércoles en Belén, el pueblo donde según la Biblia habría nacido Jesús.

También instó a ambas partes a superar el estancamiento en las negociaciones de paz, para que el muro que Israel ha construido dentro y en torno al territorio de Cisjordania, que capturó y ocupó después de una guerra de 1967, sea derribado pronto.

"He visto (...) gran parte de Belén en las sombras, el muro que invade sus territorios separa a vecinos y divide a las familias", declaró.

"A pesar de que las murallas se pueden construir con facilidad, todos sabemos que no duran para siempre. Pueden ser derribadas", afirmó el Papa.

Israel afirma que levantó el muro para evitar los atentados palestinos en sus pueblos y ciudades. Benedicto XVI reconoció las preocupaciones de Israel e instó a no "recurrir a actos de violencia o terrorismo".

"En ambos lados del muro se necesita gran valor para superar el temor y la desconfianza, para resistir el impulso a vengarse por pérdidas o heridas", señaló.

Unos 1,5 millones de israelíes, cerca de una quinta parte de la población, son árabes y un diez por ciento de ellos son cristianos.

La mayoría de los ciudadanos árabes israelíes descienden de árabes palestinos que permanecieron en su tierra, mientras que cientos de miles huyeron o fueron expulsados durante la disputa por la creación de Israel en 1948.

El Papa completará su visita el viernes en Jerusalén, con una visita a la Iglesia del Santo Sepulcro, construida en el lugar donde los cristianos creen que Jesús fue crucificado y en la tumba en la que fue enterrado.