Braulio Rodríguez tomará posesión como nuevo arzobispo de Toledo el próximo 21 de junio

Cañizares se despedirá de los sacerdotes, de la Diócesis y de las autoridades el jueves y el domingo del Corpus Christi

TOLEDO, 5 (EUROPA PRESS)

El hasta ahora arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez Plaza, tomará posesión como nuevo arzobispo de Toledo, en sustitución del cardenal y nuevo prefecto de la Congregación de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Antonio Cañizares, el próximo día 21 de junio a las 18.00 horas, según confirmaron a Europa Press fuentes del Arzobispado.

Braulio Rodríguez Plaza, natural de Aldea del Fresno (Madrid) de 65 años, tomará posesión de la sede primada en una celebración a la que está previsto asistan numerosos obispos españoles y fieles de toda la archidiócesis.

Tras la toma de posesión, el nuevo arzobispo de Toledo viajará a Roma donde, el día 29 de junio, en la Santa Misa de la solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo, recibirá de manos de Benedicto XVI el Palio Arzobispal.

Cañizares se despedirá de los sacerdotes, de la Diócesis y las autoridades el jueves y el domingo del Corpus Christi. Así, el 11 de junio el cardenal se despedirá de los sacerdotes --que le regalarán una mitra--, y de la Diócesis lo hará el 14 de junio.

NUEVO ARZOBISPO

Braulio Rodríguez Plaza es natural de Aldea del Fresno (Madrid) y tiene 65 años. Desde 1960 estuvo en los Seminarios Menor y Mayor de Madrid, donde realizó estudios humanísticos, filosóficos y teológicos. En 1973 obtuvo la Licenciatura en Teología Bíblica en la Universidad Pontificia de Comillas, y tras dos años de estudio (1979-81) en L,École Biblique de Jerusalén, se diplomó en Sagrada Escritura, alcanzando en 1990 el grado de Doctor en Teología Bíblica por la Facultad de Teología del Norte, con sede en Burgos. Posee amplios conocimientos en los campos bíblico, litúrgico y de pastoral familiar.

Desde que fue ordenado presbítero en Madrid, el 3 de abril de 1972, sirvió a esa diócesis durante 15 años en las parroquias de Cubas de la Sagra (cura ecónomo, 1972-77), San Miguel en Carabanchel (vicario parroquial, 1977-79, iniciando la Escuela de Catequistas) y San Fulgencio (cura ecónomo, 1981-84). También fue capellán de la conocida ermita de San Isidro. Entre 1984 y 1987 fue miembro del Equipo de Formadores del Seminario Diocesano de Madrid, ayudando a numerosos jóvenes en su camino hacia el presbiterado, e inició la secretaría de la revista Estudios Bíblicos.

En esas circunstancias, fue nombrado obispo de Osma-Soria el 13 de noviembre de 1987, siendo ordenado el 20 de diciembre, y permaneció en esa diócesis hasta ser nombrado obispo de Salamanca el 12 de mayo de 1995, tomando posesión el 9 de julio y ocupando el puesto durante siete años.

Dentro de la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de las comisiones episcopales de Liturgia (1987-96 y desde 2005), Doctrina de la Fe (1987-90) y Apostolado Seglar (1990-99), presidiendo la Subcomisión de Familia y Vida (1996-99) y la Comisión de Apostolado Seglar (1999-2005). También por designación de la Conferencia Episcopal es Vice-Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca desde 1995.

El 28 de agosto de 2002 se hizo público su nombramiento por el Santo Padre como 13º Arzobispo Metropolitano y 39º obispo de Valladolid; tomó posesión el 13 de octubre del mismo año, y el 29 de junio de 2003 recibió en Roma el palio de manos del entonces papa Juan Pablo II.

CAÑIZARES: SIETE AÑOS EN TOLEDO

Por su parte, Cañizares, natural de Utiel (Valencia) y de 63 años, deja la Diócesis de Toledo tras siete años en el cargo. Fue nombrado sacerdote en 1970 en Valencia, y cursó estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de Valencia y en la Universidad Pontificia de Salamanca, donde obtuvo el Doctorado en Teología. Ha dedicado la mayor parte de su vida a la docencia, habiendo sido profesor de la Facultad de Teología de Salamanca, del Seminario de Madrid y del Instituto Superior de Ciencias Religiosas.

Ha sido fundador y presidente de la Asociación Española de Catequistas, miembro del Equipo Europeo de Catequesis, Coadjutor de la Parroquia de San Gerardo de Madrid y director de la revista Teología y Catequesis.

Fue posteriormente nombrado Obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992; arzobispo de Granada, siendo nombrado el 10 de diciembre de 1996, tomó posesión el 1 de febrero de 1997; y arzobispo de Toledo, Primado de España, el 24 de octubre de 2002 por el Papa Juan Pablo II, tomando posesión de la sede toledana el 15 de diciembre de 2002.

Su ciudad natal le ha concedido la medalla de oro del Ayuntamiento de Utiel y la rotulación de una Avenida con su nombre. El 1 de diciembre de 2006 también fue elegido numerario de la Real Academia de la Historia en sustitución de Antonio Rumeu de Armas.