Los inmigrantes musulmanes se sienten respetados pero preocupados por el paro

  • Madrid, 11 feb (EFE).- Los inmigrantes musulmanes que viven en España se sienten integrados en la sociedad y respetados en sus creencias y prácticas religiosas, confían en las instituciones y valoran los servicios públicos, una visión tan sólo empañada por un aumento en la preocupación por el paro.

Los inmigrantes musulmanes se sienten respetados pero preocupados por el paro

Los inmigrantes musulmanes se sienten respetados pero preocupados por el paro

Madrid, 11 feb (EFE).- Los inmigrantes musulmanes que viven en España se sienten integrados en la sociedad y respetados en sus creencias y prácticas religiosas, confían en las instituciones y valoran los servicios públicos, una visión tan sólo empañada por un aumento en la preocupación por el paro.

Estos son algunos de los resultados de una encuesta para la que ha sido entrevistados 2.000 inmigrantes procedentes en su mayoría de Marruecos, Senegal, Pakistán y Argelia.

El estudio elaborado por Metroscopia ha sido presentado hoy por los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

Comparados con los resultados del mismo estudio realizado en 2006, la encuesta refleja un incremento de un 21 por ciento en la preocupación por el paro, por lo que Corbacho ha subrayado que quien "de verdad va a sentir el impacto de la crisis es el inmigrante".

El ministro de Trabajo ha subrayado la importancia de recordar que el periodo de riqueza y crecimiento se logró en España con el apoyo de los inmigrantes y que ahora son los más perjudicados por la recesión.

Pese a la crisis, y a la pregunta de "¿hasta qué punto se encuentra usted a gusto en España?" el 76 por ciento de los encuestados responde que muy o bastante a gusto; frente a un 20 por ciento que afirma estar "regular" y un 4 por ciento de "poco o nada" a gusto.

La mayoría (86 por ciento) también se declara totalmente o bastante adaptada a la vida y costumbres en España, mientras que un 13 por ciento afirma sentirse poco o nada adaptado.

Rubalcaba ha explicado que la primera generación suele tener dificultades de adaptación, pero -como han demostrado lo ocurrido en Francia y el Reino Unido- son la segunda y tercera generación quienes de verdad tienen problemas que se reflejan en mayores pautas de rechazo.

Para el ministro, la experiencia demuestra que el verdadero factor de integración de estos españoles de padres inmigrantes musulmanes son la escuela y la universidad, y que es ahí donde las autoridades deben poner el acento y prestar especial atención en la práctica de la coexistencia.

En cuanto a la religión musulmana, el estudio refleja que el 90 por ciento de los consultados considera que nunca se debe utilizar la violencia para defender o difundir creencias religiosas, y el 84 por ciento que es perfectamente posible ser a la vez buen musulmán y buen español.

Además, un 80 por ciento considera que la religión musulmana es perfectamente compatible con la democracia y los derechos humanos.

La convivencia de varias religiones tampoco es un problema para la mayoría de los musulmanes que viven en España como demuestra el hecho de que el 78 por ciento considera que las tres grandes religiones (Judaísmo, Cristianismo e Islam) son igualmente respetables y ninguna puede considerarse superior a las demás.

Además, el 77 por ciento apunta que los no creyentes tienen el mismo valor como personas y merecen el mismo respeto que las personas creyentes.

Finalmente, consideran que todos debemos esforzarnos por respetar las creencias religiosas de los demás, considera el 92 por ciento, si bien el porcentaje disminuye hasta el 78 por ciento cuando se trata de saber si los musulmanes y cristianos "se esfuerzan por entenderse y respetarse mutuamente".