Benedicto XVI pide de nuevo a los cristianos que no abandonen Tierra Santa

  • Nazaret (Israel), 14 may (EFE).- Benedicto XVI exhortó hoy de nuevo a los cristianos a que se queden en Tierra Santa y no abandonen la tierra de sus antepasados, ya que son necesarios -según dijo- para la paz y la reconciliación.

Nazaret (Israel), 14 may (EFE).- Benedicto XVI exhortó hoy de nuevo a los cristianos a que se queden en Tierra Santa y no abandonen la tierra de sus antepasados, ya que son necesarios -según dijo- para la paz y la reconciliación.

Este nuevo llamamiento lo hizo en Nazaret, en la tierra de María, durante la celebración de las vísperas en el santuario de la Anunciación con obispos, sacerdotes, movimientos eclesiales y operadores pastorales de Nazaret.

"Tened la valentía de ser fieles a Cristo y de permanecer en esta tierra. Tenéis un papel que desempeñar en el plan divino de salvación, testimoniando el mensaje de paz y de unidad de Cristo. Para ello es esencial que estéis unidos, para que la Iglesia de Tierra Santa sea reconocida como un instrumento de comunión con Dios y de unidad de todo el género humano", dijo el Papa.

El Obispo de Roma añadió que debido a que son una minoría, tanto en Israel como en los Territorios Palestinos, muchas veces los cristianos de Tierra Santa piensan que su voz "cuenta poco" y emigran, con la esperanza de encontrar una mayor seguridad y perspectiva".

El Pontífice les animó a mirarse en María y dijo que, como Ella, tienen un papel de primer plano para difundir la paz y la unidad.

Los católicos sólo son el 1,8 por ciento de la población en Israel y los Territorios Palestino y el 1,9 por ciento en Jordania, según datos facilitados por el Vaticano, que precisó que en total son unos 240.000 en toda Tierra Santa, donde el descenso es continúo en los últimos años.

Tras el rezo de las vísperas, el Papa regresó a Jerusalén, dando por concluida su jornada en Galilea, donde ofició una misa ante 40.000 personas en el monte del Precipicio, en las afueras de Nazaret y se entrevistó en el convento de los franciscanos de la ciudad de la Virgen María con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Con Netanyahu habló del proceso de paz en Oriente Medio y de como hacerlo avanzar, según informó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

También visitó la Gruta de la Anunciación, el lugar que según la tradición cristiana marca el sitio donde el arcángel Gabriel anunció a María que sería la madre de Jesús, y se reunió con los líderes religiosos de Galilea, entre ellos un imán y un rabino, con los que cogidos de la mano invocaron la paz.

Mañana, último día de su visita a los Santos Lugares, el Papa visitará el Santo Sepulcro, mantendrá un encuentro ecuménico en la sede del patriarcado greco ortodoxo de Jerusalén y visitará la iglesia patriarcal apostólica armenia de San Jaime.

A las dos de la tarde local (11.00 gmt) tiene previsto emprender viaje de regreso a Roma.