El Papa Benedicto XVI resalta que el santuario lisboeta es un monumento a la paz

  • Lisboa, 17 may (EFE).- El Papa Benedicto XVI llamó hoy a renovar "el amor por el evangelio" y resaltó que el Santuario de Cristo Rey de Lisboa, que cumple su Cincuentenario, es un monumento a la paz en todo el mundo.

El Papa Benedicto XVI resalta que el santuario lisboeta es un monumento a la paz

El Papa Benedicto XVI resalta que el santuario lisboeta es un monumento a la paz

Lisboa, 17 may (EFE).- El Papa Benedicto XVI llamó hoy a renovar "el amor por el evangelio" y resaltó que el Santuario de Cristo Rey de Lisboa, que cumple su Cincuentenario, es un monumento a la paz en todo el mundo.

El Sumo Pontífice dirigió el mensaje al nombrar al cardenal portugués José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para la Causa de los Santos en el Vaticano, para que lo representara en las celebraciones de hoy, al pie del monumento del Cristo Rey.

La gigantesca estatua de Cristo Rey se levanta sobre una colina de la margen sur del río Tajo y sus brazos abiertos semejan una imagen de protección sobre la capital portuguesa.

Ante millares de fieles, el Papa recordó en su mensaje que el monumento fue levantado por acuerdo de los obispos portugueses, que en 1940 prometieron en el Santuario de Fátima rendir homenaje a Jesucristo, si Portugal no se veía involucrado en la Segunda Guerra Mundial.

Benedicto XVI resaltó que en estas circunstancias representa "un monumento a la paz" y llamó a que los católicos refuercen "la unidad espiritual" y también "el amor por el evangelio".

Como en la fecha de su inauguración, el 17 de mayo de 1959, las celebraciones de hoy se realizaron con la presencia de la imagen de Nuestra Señora de Fátima, traída especialmente para esta ocasión.

También fue proyectado el vídeo de hoy en el Vaticano, cuando el Santo Padre hizo referencias a estas conmemoraciones en Portugal.

En su homilía, el cardenal Saraiva Martins dijo que era "un privilegio" representar al Papa y señaló que el Cristo Rey no tiene "un sentido político y triunfalista", sino que es la representación de una persona que guía al pueblo y participa de sus dificultades.

Dijo que en 1917, durante las apariciones a los niños pastores de la Virgen de Fátima, "nuestra Señora más brillante que el sol" trajo un mensaje de amor.

Agregó que se debe renovar la fe en Cristo Rey y en la Madre María para enfrentar estos tiempos de injusticias y construir un mundo más justo y, por lo tanto, "más cristiano".

Durante la ceremonia fue firmado un protocolo para hermanar a los santuarios del Cristo Rey de Lisboa y el Corcovado de Río de Janeiro.

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, quien estuvo presente en esta conmemoración, dijo que era su obligación participar en esta efeméride, porque la misma tiene "un profundo significado" para millares de portugueses.

El mandatario luso aprovechó la ocasión para proclamar que en los tiempos de crisis resulta "normal" que los creyentes busquen "consuelo y protección" en el abrazo del Cristo Rey.

"Este es un monumento que abraza a Lisboa y al río Tajo y como presidente y católico debo estar presente", agregó.

Ayer, sábado, el Cardenal Patriarca de Lisboa, José Policarpo, llamó a "reavivar" la fe y la "fuerza redentora" de Jesucristo, en una misa gigantesca realizada en la Plaza de Comercio de Lisboa, con motivo del 50 aniversario del monumento a Cristo Rey.

Se calcula que el Santuario de Cristo Rey ya ha sido visitado por cerca de 20 millones de personas, según su rector Sezinando Alberto.