El Papa oficia una misa ante varios miles de católicos en el estadio de Ammán

  • Ammán, 10 may (EFE).- Decenas de miles de católicos asisten en el International Stadium, de Ammám, a la misa que oficia el papa Benedicto XVI, el primer acto multitudinario de su estancia en Jordania, primera etapa de su viaje a Tierra Santa.

El Papa oficia una misa ante varios miles de católicos en el estadio de Ammán

El Papa oficia una misa ante varios miles de católicos en el estadio de Ammán

Ammán, 10 may (EFE).- Decenas de miles de católicos asisten en el International Stadium, de Ammám, a la misa que oficia el papa Benedicto XVI, el primer acto multitudinario de su estancia en Jordania, primera etapa de su viaje a Tierra Santa.

Desde primeras horas del día, fieles católicos con banderas de Jordania, Vaticano, Irak, Líbano y otros países de Oriente Medio llenan el estadio de Ammán, donde ha sido levantado un gran altar, en el que predominan los colores blanco y amarillo, de la Santa Sede, y que preside un gran cuadro de Cristo.

Aunque hoy es día laborable en Jordania, país de mayoría musulmana, las autoridades han decretado jornada festiva para los cristianos, para que puedan asistir a los actos del Papa.

A la misa asiste el príncipe Ghazi Bin Mohammad, en representación del rey Abdalá II. También están presentes numerosas congregaciones de religiosas, entre ellas las Hermanas del Rosario, creada en esta tierra y cuya fundadora, María Alfonsina, será beatificada próximamente.

Varios centenares de niños tomarán la primera comunión durante la misa.

El Papa fue acogido a su llegada al recinto por el Patriarca Latino, Fouad Twal, que expresó la alegría de la pequeña comunidad católica -unos 110.000, el 1,9 por ciento de la población- por tenerlo entre ellos.

El Patriarca recordó que hoy la Iglesia Católica celebra la jornada de las vocaciones religiosas y que quería dar una noticia esperanzadora: que el seminario que tiene este patriarcado en Jerusalén está totalmente lleno y han tenido que ampliar las instalaciones para acoger al gran número de seminaristas.

La mayor parte de estos aspirantes a sacerdotes proviene de Jordania, donde la convivencia entre musulmanes y cristianos es buena y las familias cristianas viven tranquilas "y en ellas se desarrollan los valores familiares, la alegría y el entusiasmo", precisó Twal.

El Patriarca Latino contó al Papa que desde la guerra de Irak un millón de iraquíes se han refugiado en Jordania y que de esa cifra 40.000 son cristianos y que su Patriarcado está volcado en ayudar a esos hermanos.

A la ceremonia asiste el patriarca caldeo de Badgad, el cardenal Emmanuel III Delly.

Ayer, el Papa durante su intervención en la mezquita Al Husein Bin Tallal, de Ammán, pidió a la comunidad internacional nuevos "esfuerzos" para promover la paz y la reconciliación en Irak y también le pidió, así como a los mandatarios iraquíes, que "hagan todo lo posible" para garantizar a los cristianos de ese país "el derecho a la pacífica coexistencia".