El Papa se reúne con Netanyahu en Nazaret

  • Jerusalén, 14 may (EFE).- Benedicto XVI se entrevistó esta tarde con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en el convento franciscano de Nazaret, poco antes de reunirse con líderes religiosos locales en su jornada dedicada a Galilea.

Jerusalén, 14 may (EFE).- Benedicto XVI se entrevistó esta tarde con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en el convento franciscano de Nazaret, poco antes de reunirse con líderes religiosos locales en su jornada dedicada a Galilea.

El encuentro, cerrado a la prensa y sin declaraciones oficiales, se enmarca en el peregrinaje papal a Tierra Santa, que concluye mañana en Jerusalén.

Ayer, en la ciudad cisjordana de Belén, fue el turno del presidente palestino, Mahmud Abás, ante quien el Pontífice apoyó el derecho de los palestinos a un Estado "en la tierra de sus antepasados, seguro, en paz con sus vecinos y con las fronteras reconocidas internacionalmente".

Benedicto XVI pasará la jornada de hoy en Nazaret -la ciudad de María, José y Jesús- hasta que regrese a Jerusalén a las 19:00 hora local (16:00 GMT).

Nazaret, la "flor de Galilea", situada a 120 kilómetros al norte de Jerusalén, es una ciudad israelí con mayoría árabe, en la que los cristianos son el treinta por ciento de la población.

Esta tarde se entrevista con líderes religiosos locales, visita la Gruta de la Anunciación -el lugar donde según la tradición cristiana el arcángel Gabriel anunció a María que sería la madre de Jesús- y celebra las vísperas con los obispos, sacerdotes y movimientos eclesiales de Galilea.

Por la mañana, ofició una misa multitudinaria en el Monte del Precipicio, en las afueras de Nazaret, en la que defendió la indisolubilidad del matrimonio y pidió a los Gobiernos que apoyen a la familia como "pilar básico de la sociedad" en su misión educadora y para que pueda "vivir y florecer en condiciones de dignidad".

Ante unas 40.000 personas, el Papa exigió que se reconozca y respete la dignidad de la mujer, "así como su carisma y talento".

Al menos una treintena de personas que participaban en la ceremonia tuvieron que ser asistidas por los servicios médicos, principalmente por desfallecimientos causados por el calor.

El Monte del Precipicio, o del Salto, es el lugar donde la tradición cristiana identifica un episodio narrado por el evangelista Lucas que cuenta que Jesús fue conducido aquí para ser asesinado, arrojándole al abismo.