Lugo expresa ante la justicia su predisposición para someterse a una prueba de ADN

  • Asunción, 4 may (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, expresó hoy ante la justicia su predisposición para someterse a la prueba de ADN, exigida por una mujer que asegura que concibió un hijo del ahora mandatario cuando aún se desempeñaba como obispo.

Lugo expresa ante la justicia su predisposición para someterse a una prueba de ADN

Lugo expresa ante la justicia su predisposición para someterse a una prueba de ADN

Asunción, 4 may (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, expresó hoy ante la justicia su predisposición para someterse a la prueba de ADN, exigida por una mujer que asegura que concibió un hijo del ahora mandatario cuando aún se desempeñaba como obispo.

El abogado de Lugo, Marcos Fariña, dijo a periodistas que presentaron hoy su descargo ante el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia de Ciudad del Este, a 330 kilómetros de Asunción y en donde Benigna Leguizamón, de 27 años, presentó una denuncia de filiación contra el jefe de Estado, el 22 de abril pasado.

Fariña indicó que Lugo negó en su nota haber mantenido relaciones con esa mujer y que solicitaron que la prueba de ADN se realice en el país, pese al pedido de Leguizamón de que una de las muestras sea analizada en un laboratorio en el extranjero.

La mujer asegura que el segundo de sus cuatro hijos, Lucas Fernando, de seis años, que concibió en San Pedro (centro), la región más pobre del país y donde el ahora jefe de Estado fue obispo poco más de una década, es fruto de una relación con Lugo.

El caso de Leguizamón se suma al reconocimiento legal realizado el 13 de abril último por el presidente del hijo que tuvo con Viviana Carrillo, Guillermo Armindo, nacido el 4 de mayo de 2007, cinco meses después de haber renunciado a su estado clerical, el 21 de diciembre de 2006, para lanzarse a la arena política.

Además, una tercera mujer, Hortensia Morán Amarilla, de 39 años, dijo ante periodistas el 22 de abril pasado que concibió otro pequeño del jefe de Estado, Juan Pablo, de un año, aunque, no obstante, sostuvo que no pretende demandar al gobernante.