Obispos brasileños dicen que la crisis ha mermado las donaciones del exterior

  • Sao Paulo, 22 abr (EFE).- La crisis mundial ha mermado las donaciones que recibe del extranjero la Iglesia católica brasileña para sus obras sociales, señaló hoy la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, por su sigla en portugués).

Obispos brasileños dicen que la crisis ha mermado las donaciones del exterior

Obispos brasileños dicen que la crisis ha mermado las donaciones del exterior

Sao Paulo, 22 abr (EFE).- La crisis mundial ha mermado las donaciones que recibe del extranjero la Iglesia católica brasileña para sus obras sociales, señaló hoy la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, por su sigla en portugués).

"Estamos sufriendo y los números tienden a disminuir. Las donaciones son frutos de una economía estabilizada. Esta crisis mundial, que aflige a todo el globo, hace que los países dejen de enviar donaciones", dijo el presidente de Cáritas de Brasil, el obispo Luiz Demetrio Valentini, en la apertura de la 47 Asamblea General de la CNBB.

Aunque "en Brasil no estamos tan mal, comparados con América Latina", la gente necesita de la solidaridad para enfrentar la crisis, señaló Valentini, obispo de Jales, en el estado de Sao Paulo.

El prelado, que no dio cifras, dijo que las donaciones del exterior para las parroquias y diócesis brasileñas han caído "por el simple hecho de que la crisis ha afectado más a los países donantes que a Brasil".

Valentini anotó que la tendencia es a que las donaciones que tradicionalmente recibe Brasil vayan ahora "para África y para Europa oriental", lo que afectará a las regiones más pobres del país, como la amazónica.

En la asamblea episcopal inaugurada hoy en el municipio de Indaiatuba, cercano a la ciudad de Sao Paulo, y que concluirá el próximo 1 de mayo, se debatirán asuntos religiosos, políticos, económicos y sociales del país.

En esta primera jornada los obispos brasileños recibieron un informe sobre la crisis mundial elaborado por un equipo de sacerdotes y sociólogos en el que se propone el impulso a la economía solidaria para superar la situación actual.

"Para superar la crisis global, la economía solidaria precisará pasar del nivel micro al nivel macro", señaló el informe, según el cual en Brasil hay 22.000 programas de este tipo en los que trabajan cerca de dos millones de personas.