Obispos marchan en Nicaragua contra el aborto y a favor de la vida

  • Managua, 25 mar (EFE).- Cientos de feligreses católicos, encabezados por cuatro obispos nicaragüenses y el nuncio apostólico, marcharon hoy por las calles de Estelí (norte) en contra de cualquier tipo de aborto en ocasión del Día del Niño no Nacido.

Obispos marchan en Nicaragua contra el aborto y a favor de la vida

Obispos marchan en Nicaragua contra el aborto y a favor de la vida

Managua, 25 mar (EFE).- Cientos de feligreses católicos, encabezados por cuatro obispos nicaragüenses y el nuncio apostólico, marcharon hoy por las calles de Estelí (norte) en contra de cualquier tipo de aborto en ocasión del Día del Niño no Nacido.

La manifestación recorrió poco más de un kilómetro y culminó con una misa al aire libre en las afueras de la Catedral de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, donde los católicos oraron a favor del derecho a la vida.

La eucaristía fue oficiada por el obispo de la diócesis de Estelí, Juan Abelardo Mata, con la participación del nuncio apostólico en Managua, Henry Jósef Nowacki, y otros tres obispos nicaragüenses.

Mata dijo a los periodistas que el objetivo de la marcha fue transmitir a la población un mensaje por la vida y contra la muerte.

La Iglesia Católica nicaragüense celebró hoy, en sus diferentes diócesis, una jornada de oración para pedir por la vida.

La legislación nicaragüense prohíbe cualquier tipo de aborto.

El Parlamento nicaragüense, en el contexto de la campaña por las elecciones presidenciales de 2006, se hizo eco de peticiones de las iglesias Católica y Evangélica para derogar el aborto terapéutico, realizado en caso de peligro para la madre, que figuraba en el Código Penal del país desde hacía más de un siglo.

La legislación facultaba a practicar este tipo de interrupción del embarazo si era "determinado científicamente, con la intervención de tres facultativos por lo menos, y el consentimiento del cónyuge o pariente más cercano a la mujer, para los fines legales".

Un grupo de mujeres recurrió esta prohibición por considerarla inconstitucional ante la Corte Suprema de Justicia, que aún no se ha pronunciado.