DGA, Arzobispado y Ayuntamiento de Ejea invertirán 870.000 euros para restaurar la iglesia de El Salvador

EJEA (ZARAGOZA), 29 (EUROPA PRESS)

La consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, y el alcalde de Ejea, Javier Lambán, han firmado hoy un convenio para la financiación de las obras de restauración en la iglesia de El Salvador de la capital cincovillesa. Según este acuerdo, la inversión total será de 868.378,75 euros, que incluyen la redacción del proyecto, la contrata de obras y la dirección técnica.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte financiará el 51,64 por ciento de los trabajos (385.428,75 euros), mientras que el Ayuntamiento de Ejea y el Arzobispado de Zaragoza asumirán el 24,18 por ciento (70.000 euros), respectivamente.

La consejera María Victoria Broto aseguró que el Ejecutivo aragonés está "muy satisfecho con la firma de este convenio que permitirá restaurar una parte, la fachada norte, del templo", porque supone "conservar el patrimonio, algo muy importante para la autoestima de los ciudadanos de Ejea" y para seguir propiciando la llegada de visitantes a este municipio.

Tras rubricar el acuerdo, las autoridades han visitado el templo, un edificio declarado Bien de Interés Cultural por Decreto de fecha 3 de junio de 1931. Se trata de una construcción fortificada, construida a principios del siglo XIII en fábrica de sillería de piedra arenisca, con almenas que recorren toda la nave y dos torres flanqueando la entrada principal.

Este templo es un importante ejemplo de iglesia fortificada medieval en España. Su disposición interior es de planta rectangular de cuatro tramos, nave cubierta con bóveda de cañón y ábside poligonal de cinco lados.

El Ministerio de Cultura inició las obras de restauración del edificio en 1984, reformas que fueron continuadas por el Gobierno aragonés. En la actualidad, queda únicamente por restaurar la fachada norte que presenta un grave problema de humedades por capilaridad y ósmosis en los muros, lo que implica el casi total deterioro de la sillería. La actuación que recoge el convenio que se ha firmado se centra, precisamente, en esta fachada.