El obispo de Santander exhorta a vivir "con profundidad" los "grandes misterios de la vida del Señor"

SANTANDER, 9 (EUROPA PRESS)

El obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, exhorta a vivir "con profundidad" durante estos días "los grandes misterios de la vida del Señor", que se celebran durante el Triduo Sacro, como se denomina a Jueves y Viernes Santo y la vigilia Pascual.

En un mensaje a los cristianos de Cantabria, el prelado cántabro recuerda que la Semana Santa conmemora los "misterios de nuestra salvación realizada por Cristo" en los últimos días de su vida, que se inicia con su "entrada mesiánica" en Jerusalén, el domingo de Ramos, y terminan con "su resurrección gloriosa el Domingo de Pascua".

Jiménez contrapone que "muchos cristianos" comenzarán una "semana laica" de vacaciones, "entregados al ocio, la vacación y el turismo", mientras que "nosotros, miembros de la Iglesia, somos invitados" a celebrar "cristianamente" estos días "santos" entregados "a la conversión y al perdón de nuestros pecados, así como al silencio y a la vivencia de los misterios que nos dan la nueva vida de la gracia santificante".

En el mensaje destaca que la Iglesia también invita "a la contemplación del Amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación".

El obispo señala que la Iglesia, "con sabiduría secular", ha situado el tiempo de cuaresma y de pascua al final del invierno e inicio de la primavera. "La misma naturaleza acompaña así al cristiano en el proceso de su muerte al pecado para participar en la vida nueva de la Pascua florida", sostuvo.

Para Jiménez Zamora, las procesiones "son una invitación" a la contemplación de unas imágenes, a través de las cuales "habla el Misterio" que representan "un Dios hecho hombre, sufriendo con el sufrimiento humano para darle salvación y esperanza".

Al tiempo, resalta que la ciudad de Santander, "cargada de historia, fe y religiosidad popular", celebra "singularmente" dos aspectos durante estos días. El primero, de carácter "litúrgico-sacramental" en la Catedral y organizado por el Cabildo y, el segundo, de corte "figurativo-plástico".

Este último "se vive" en las procesiones y en otros actos "religiosos y culturales", en los que tiene un "fuerte protagonismo" la Junta General de Cofradías Penitenciales, matiza.

En su mensaje, el prelado cántabro exhorta "a todos", sacerdotes, miembros de vida consagrada, cofrades y fieles laicos "a participar con fe y devoción" en los misterios que celebramos estos días santos. Finalmente el obispo de Santander desea una "Feliz Semana Santa y Pascua de Resurrección".