El Gobierno busca un diálogo con los obispos tras una carta contra la iglesia nicaragüense

  • Managua, 5 may (EFE).- El Gobierno de Daniel Ortega busca un acercamiento con la Conferencia Episcopal de Nicaragua, luego de que el Ejecutivo difundió una carta en la que uno de sus asesores aseguró que el Vaticano considera a la jerarquía católica del país como una de "las mas corruptas".

Managua, 5 may (EFE).- El Gobierno de Daniel Ortega busca un acercamiento con la Conferencia Episcopal de Nicaragua, luego de que el Ejecutivo difundió una carta en la que uno de sus asesores aseguró que el Vaticano considera a la jerarquía católica del país como una de "las mas corruptas".

Así lo informó hoy el obispo de la diócesis de Estelí (norte), Juan Abelardo Mata, vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

"Esta mañana se aproximó, de parte del Gobierno, un personero del Ejecutivo manifestando la voluntad del presidente (Ortega) de entrar en diálogo con la Conferencia Episcopal de Nicaragua", dijo Mata al canal 12 de la televisión local.

El jerarca religioso explicó que el Ejecutivo pretende sostener una reunión ordinaria con los obispos del país, previa al encuentro de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM) que se celebrará en Managua del 11 al 16 de mayo.

Los obispos pedirán una "agenda amplia", que incluya el tema del aborto terapéutico, la situación del país y las perspectivas de la iglesia nicaragüense, señaló el religioso.

Los obispos de Nicaragua solicitaron este lunes al Gobierno de Ortega que "clarifique" el origen de una carta divulgada la semana pasada en la que supuestamente el Vaticano considera a la jerarquía católica del país como una de "las mas corruptas".

Orlando Núñez, asesor en asuntos sociales del mandatario, afirmó en una carta el pasado 30 de abril, basado en una supuesta conversación con el párroco español Gregorio Raya, que los obispos sustraen dinero de donaciones y tienen mujeres e hijos abiertamente.

Pero Raya, párroco de la iglesia San Martín de Porres en Juigalpa (centro), ha dicho que no conoce a Núñez y que nunca ha conversado con él sobre la supuesta corruptela de los obispos.

El escrito fue distribuido por Internet a la prensa nacional y extranjera por la primera dama y portavoz gubernamental, Rosario Murillo, quien no ha dicho palabra sobre el escrito del asesor del mandatario ni sobre la solicitud de los obispos.

Los prelados indicaron ayer que esa carta tiene la intención de deteriorar la imagen de una Iglesia representada en los obispos y sacerdotes.

La Iglesia Católica nicaragüense ha sido crítica con el Gobierno de Ortega, que asumió el poder en enero de 2007.

Los obispos han cuestionado al Gobierno por la corrupción, el uso de imágenes de la Virgen María con fines político-partidarios y, principalmente, por la falta de transparencia en las elecciones municipales de noviembre pasado, ganadas ampliamente por los sandinistas.

Las relaciones entre los obispos nicaragüenses y el Gobierno se ha tensado, precisamente, tras esos comicios municipales, que fueron denunciados como "fraudulentos" por la oposición.