Obispos denuncian la precaria situación de los negros tras 121 años de libertad en Brasil

  • Brasilia, 13 may (EFE).- El Episcopado brasileño denunció hoy, cuando se conmemoran 121 años de la abolición de la esclavitud en Brasil, las "precarias condiciones de vida de la población negra" en el país.

Obispos denuncian la precaria situación de los negros tras 121 años de la abolición de la esclavitud en Brasil

Obispos denuncian la precaria situación de los negros tras 121 años de la abolición de la esclavitud en Brasil

Brasilia, 13 may (EFE).- El Episcopado brasileño denunció hoy, cuando se conmemoran 121 años de la abolición de la esclavitud en Brasil, las "precarias condiciones de vida de la población negra" en el país.

"La abolición de la esclavitud no fue acompañada por medidas de inserción de los afrobrasileños en la sociedad como portadores de derechos" ni supuso "unas mejores condiciones de vida para los descendientes de ese pueblo", dice una nota divulgada hoy por la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil.

El Episcopado recordó que "la riqueza del Brasil colonial y del Imperio fue construida, principalmente, con las manos de negros y negras que fueron hechos esclavos" y sostiene que "la memoria de ese hecho motiva a la sociedad a estar consciente de la deuda que tiene con los descendientes de los pueblos africanos".

La nota agrega que "es preciso profundizar políticas afirmativas de inclusión social de la población afrobrasileña, y en especial de los niños y jóvenes", para lo cual se debe promover "una educación de calidad, acceso a la enseñanza superior y una atención calificada en cuestiones de salud".

Según datos oficiales, actualmente el 6,9 por ciento de los brasileños son negros, pero los afrodescendientes representan casi el 43 por ciento de la población, que hoy supera los 185 millones de habitantes.

Durante el período colonial se calcula que llegaron al país como esclavos entre tres y cuatro millones de negros.

La esclavitud fue abolida el 13 de mayo de 1888 mediante la llamada Ley Áurea, firmada por la princesa Isabel Leopoldina de Braganza y Borbón, en la época Regente del Imperio de Brasil.