El Papa dice en Nazaret que el mundo necesita valores familiares

NAZARET, Israel (Reuters) - El Papa Benedicto XVI se dirigió el jueves, en la ciudad de la infancia de Jesús, a la mayor audiencia de su viaje y realizó un llamamiento a la defensa del matrimonio heterosexual tradicional y los valores de la familia.

En el penúltimo día de su gira por Oriente Próximo, Benedicto XVI llevó su peregrinaje a Nazaret, la localidad donde Jesús, María y José vivieron hasta Jesús comenzó su ministerio público.

El motivo religioso de los eventos del día se produce después de tres jornadas durante las que el Papa ha tocado delicadas cuestiones políticas como la solución de dos estados al conflicto palestino-israelí, el muro de seguridad de Israel y la situación en Gaza.

El Pontífice de origen alemán, que ha sido criticado por rabinos y políticos en Israel por un discurso en el memorial del Holocausto Yad Vashem, también tiene previsto reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en Nazaret.

VALORES FAMILIARES

El Papa utilizó la visita a la región israelí de Galilea, corazón de la población de la minoría árabe del país, para expresar su preocupación por lo que la Iglesia católica ve como el deterioro de la familia en todo el mundo.

Más de 40.000 personas asistieron a la misa al aire libre - celebrada en árabe, inglés y latín - en la zona de Nazaret conocida como el Monte del Precipicio, desde donde la Biblia dice que una multitud intentó tirar a Jesús.

Allí, Benedicto XVI habló del "carácter sagrado de la familia, que en el plan de Dios está basada en la fidelidad durante toda la vida de un hombre y una mujer consagrados por el acuerdo del matrimonio y la aceptación del don de la nueva vida de Dios".

Añadió: "¡Cuánto necesitan los hombres y mujeres de nuestro tiempo reapropiarse de esta verdad fundamental, que se basa en la fundación de la sociedad, y qué importante es el testimonio de parejas casadas para la formación de conciencias firmes y la construcción de una civilización de amor!"

La Iglesia católica es contraria al divorcio y al matrimonio homosexual y ha atribuido muchos de los males de la sociedad a la descomposición de la familia.

Hablando ante una multitud desde una gran plataforma blanca sobre la que se alzaba el altar, el Papa dijo que la familia debe volver a un lugar destacado como "el primer bloque de construcción de una sociedad bien ordenada y acogedora".

La zona que rodea Nazaret es aproximadamente en un 35 por ciento cristiana, uno de los porcentajes más altos en Israel. Unos 1,5 millones de israelíes, alrededor de una quinta parte de la población, son árabes, un 10 por ciento de los cuales son cristianos.

El Papa tiene previsto visitar después la Iglesia de la Anunciación, donde los fieles creen que el ángel Gabriel dijo a la Virgen María que daría a luz a Jesús, considerado por los cristianos el hijo de Dios.

Benedicto XVI completará su visita el viernes en Jerusalén, con una visita a la Iglesia del Santo Sepulcro, construida en el lugar donde los cristianos creen que Jesús fue crucificado y en la tumba en la que fue enterrado.