El Papa pide a los gobiernos que defiendan el matrimonio

NAZARET, 14 (Reuters/EP)

El Papa Benedicto XVI instó hoy a los gobiernos a que defiendan el matrimonio basado en un hombre y una mujer, y los valores de la familia, durante la Misa celebrada en Nazaret ante más de 40.000 personas.

En el penúltimo día de su gira por Oriente Medio, Benedicto XVI llevó su peregrinaje hasta la localidad donde Jesús, María y José vivieron hasta el momento en que el primero comenzó su ministerio público.

Dejando de lado asuntos políticos como el conflicto entre israelíes y palestinos, el Papa aprovechó su visita a la región israelí de Galilea, donde se asienta la minoría árabe que habita en el país, para expresar sus preocupaciones acerca "del deterioro de la familia en todo el mundo".

Asimismo, Benedicto XVI habló del "carácter sagrado de la familia, que en el plan de Dios está basada en la fidelidad durante toda la vida de un hombre y una mujer consagrados por el acuerdo del matrimonio y la aceptación del don de la nueva vida de Dios".

"Cuánto necesitan los hombres y mujeres de nuestro tiempo -continuó- reapropiarse de esta verdad fundamental, que se basa en la fundación de la sociedad, y qué importante es el testimonio de parejas casadas para la formación de conciencias firmes y la construcción de una civilización de amor".

El Pontífice afirmó que los gobiernos deben estar al tanto "del bien común" que la familia tradicional ofrece a la sociedad y legislar para protegerlo, incluso cuando la asistencia financiera es necesaria.

"Nosotros también apreciamos la obligación del Estado de apoyar a las familias en su misión educadora, proteger a la institución familiar y sus derechos inherentes, y asegurar que todas las familias vivan y florezcan en condiciones de dignidad", señaló.