Aznar arremete contra la "nueva corriente autoritaria" en América Latina

Aznar arremete contra la "nueva corriente autoritaria" en América Latina

Aznar arremete contra la "nueva corriente autoritaria" en América Latina

MADRID, 21 (EUROPA PRESS) El ex presidente del Gobierno y presidente de FAES, José María Aznar, fue hoy investido doctor honoris causa por la Universidad San Ignacio de Loyola de Lima y, además, ha sido galardonado con la Gran Cruz del Congreso de la República de Perú, máxima condecoración destinada a autoridades y personalidades políticas, según informó la fundación FAES en un comunicado. Al acto de investidura académica han asistido personalidades peruanas de todos los ámbitos, entre ellos, el escrito Mario Vargas Llosa. Durante su estancia en Perú, Aznar ha sido galardonado por el Congreso de la República y se ha entrevistado con el presidente del país, Alan García. Aznar fue galardonado en la Universidad San Ignacio de Loyola por su defensa de los valores en el mundo y en su clase magistral, titulada 'Las grandes reformas para fortalecer la democracia', el ex presidente denunció la utilización de "mecanismos supuestamente democráticos con el objetivo de vaciar de contenido a la democracia". "Se captura a la democracia por dentro, desvirtuándola y extrayéndole su esencia. Se utilizan herramientas de la democracia para desmantelarla", dijo. Así, se refirió a una "nueva corriente de dominación autoritaria" que ingresa al poder a través del sufragio, pero "con una clara vocación dictatorial". En su discurso, Aznar emplazó a quienes creen en la democracia a "desenmascarar el proceso que subyace y encierra esta forma de autoritarismo" que celebra elecciones, pero "se asfixia a los partidos políticos opositores mediante mecanismos de exclusión". En referencia velada a la Venezuela de Hugo Chávez, a la Bolivia de Evo Morales o al Ecuador de Rafael Correa, Aznar indicó que "a través de plebiscitos, el régimen busca modificar la Constitución". "Luego realiza una redacción equívoca y confusa del texto de la nueva carta magna y mediante esta nueva constitución que escapa a la tradición jurídica logran concentrar el poder en el caudillo y le brindan la posibilidad de perpetuarse en el cargo", dijo. "La agenda política de este ardid, de esta parodia de democracia, de esta forma de opresión se completa con el odio de clases, el discurso demagógico, y las prebendas y dádivas para la cooptación de voluntades", lamentó. Así, destacó que "la democracia trasciende a la mera celebración de elecciones. La democracia nos exige un compromiso real con el valor de la libertad". Como soluciones, Aznar propuso "acuerdos y consensos básicos" que permitan establecer las reglas del "normal juego democrático" y la "viabilidad de la alternancia en el poder". Además, destacó la importancia de que exista un sistema de partidos sólido, con formaciones "estables que defiendan principios y valores claros", con "líderes que no tengan temor de acometer reformas necesarias, que tengan la templanza de tomar medidas a veces antipáticas, pero necesarias". También enumeró otros conceptos, como el de la separación efectiva de los poderes del Estado. Así, denunció la creación de "nuevos poderes" elegidos por comisiones u organismos cuyos miembros son designados por el ejecutivo. "So pretexto de una mayor participación ciudadana se esconde un incremento del poder ejecutivo y un profundo daño a la democracia", aseguró. La libertad de información, integración y apertura al mundo o la educación también son, para Aznar, elementos básicos de un sistema democrático fuerte y sólido. Especial hincapié hizo en la educación como valor para la prosperidad de las naciones y defendió un mecanismo de intercambio de alumnos y profesores de Iberoamérica, "un programa similar al Erasmus europeo". Mañana domingo, José María Aznar viaja a Colombia, donde se reunirá con el presidente del país, Álvaro Uribe, y pronunciará una conferencia en el Senado colombiano.