La tía keniana de Obama afronta una audiencia clave sobre su proceso de deportación de EE.UU.

  • Washington, 27 mar (EFE).- Zeituni Onyango, la tía keniana del presidente de EE.UU., Barack Obama, afrontará el próximo miércoles en la ciudad de Boston (Massachusetts) una audiencia clave sobre su proceso de deportación de Estados Unidos, según la prensa local.

La tía keniana de Obama afronta una audiencia clave sobre su proceso de deportación de EE.UU.

La tía keniana de Obama afronta una audiencia clave sobre su proceso de deportación de EE.UU.

Washington, 27 mar (EFE).- Zeituni Onyango, la tía keniana del presidente de EE.UU., Barack Obama, afrontará el próximo miércoles en la ciudad de Boston (Massachusetts) una audiencia clave sobre su proceso de deportación de Estados Unidos, según la prensa local.

La audiencia ante un juez de inmigración, que se realizará el próximo 1 de abril a puerta cerrada, será el tercer intento de Onyango de evitar su expulsión de Estados Unidos.

Consultada hoy por Efe, la Oficina de Inmigración y Aduanas indicó que la agencia no hace comentarios sobre casos pendientes.

Onyango, a quien Obama se refiere como "tía Zeituni" en su libro de memorias, recibió una orden de deportación en el 2004, cuando caducó su visa y le fue denegada una solicitud de asilo.

Su estatus migratorio causó una distracción en las postrimerías de la contienda presidencial de EE.UU. después de que se filtrara la noticia de que Onyango se quedó en el país, pese a la orden de deportación.

Tras la controversia, Onyango se fue a vivir un tiempo a Cleveland, pero regresó a Boston para acudir a la audiencia ante un juez de inmigración.

Según observadores, su caso será una prueba para la Administración Obama, que ha dicho que hará cumplir las leyes de inmigración del país.

Onyango es medio hermana del fallecido padre del mandatario estadounidense, Barack Obama Sr., quien murió en 1982.

En su libro biográfico "Sueños de mi padre", Obama relata cómo la tía Onyango fue una de sus primeros familiares en Kenia que lo recibió cuando él los visitó en 1988, le dio un beso en ambas mejillas y le dijo simplemente "bienvenido a casa".