Ministros instan a fortalecer diversidad y usar cultura para combatir la crisis

  • Buenos Aires, 26 feb (EFE).- Ministros de Cultura y responsables del aérea de América Latina y el Caribe instaron hoy en Buenos Aires a fortalecer la diversidad para afrontar la crisis financiera global y a utilizar la cultura como herramienta transformadora para combatir la pobreza y las desigualdades sociales.

Ministros instan a fortalecer diversidad y usar cultura para combatir la crisis

Ministros instan a fortalecer diversidad y usar cultura para combatir la crisis

Buenos Aires, 26 feb (EFE).- Ministros de Cultura y responsables del aérea de América Latina y el Caribe instaron hoy en Buenos Aires a fortalecer la diversidad para afrontar la crisis financiera global y a utilizar la cultura como herramienta transformadora para combatir la pobreza y las desigualdades sociales.

"Inventemos una nueva teoría que respete nuestra diversidad. Usemos la cultura no solo como una herramienta de la democracia, sino como potencialidad de transformación", exclamó la ministra de Educación y Cultura de Uruguay, María Simón.

Al disertar en el XVI Foro de Ministros de Cultura y Encargados de Políticas Culturales de América Latina y el Caribe, la funcionaria uruguaya advirtió que "la crisis comenzó antes del año pasado, y en la cultura", con la creación de lo que denominó "islas de uniformidad" por parte de la globalización.

En sintonía, el embajador de Venezuela en Buenos Aires, Arévalo Méndez, alentó a la región a crear "una conciencia colectiva para que se generen luego una conciencia de pertenencia y otra de identidad".

"Las potencias céntricas nos han puesto a combatir en los ámbitos culturales. Hemos sido pasto fácil del modelo consumista, que genera poder político y por lo tanto económico", consideró el diplomático.

"Fortalezcamos la identidad propia, descubramos y valoremos mil veces lo nuestro. Hagamos un censo, si es necesario. Rescatemos nuestros valores y trabajemos en políticas compartidas para combatir al neocolonialismo. Solo así saldremos del atolladero de la pobreza y de la desigualdad", aseguró.

Méndez dijo que América Latina y el Caribe "no pueden volver a pagar una crisis" como hicieron en el siglo pasado "con la reconstrucción de Europa", tras la Segunda Guerra Mundial.

Con el embajador venezolano coincidió el titular de Cultura y Comunicación de Haití, Olsen Jean Julien, al opinar que la cultura tendrá un "rol determinante" para salir de la crisis.

"Transformar a la gente en consumidor es simplemente reducir la cultura. Si no identificamos cuál es la nuestra y perdemos la capacidad de reconocernos, habremos sido vencidos en la batalla", comentó.

El ministro haitiano consideró que las nuevas tecnologías "pueden servir para reconstruir los valores propios" y abogó por que "la cultura invada a la educación".

"No se trata de seguir creando industrias culturales, sino de respetar la diversidad cultural como objetivo de la educación", apuntó.

Mario López Chavarri, ministro de la embajada de Perú en Argentina, convocó a la región a rescatar experiencias como la de su país, que "frente a las crisis desarrolló un mayor mestizaje de la cultura que lo llevó a reconocerse mejor y a crear nuevas expresiones culturales".

Los participantes en este foro, que concluirá mañana, no dejaron de subrayar la importancia que debe tener la participación del Estado como "regulador e impulsor" de las manifestaciones culturales.

Las políticas públicas "no deben entenderse como formas de censura", sino como herramientas "para regular y facilitar expresiones culturales", afirmó el titular de Cultura de Paraguay, Ticio Escobar.

También el viceministro de Cultura de Cuba, Fernando Rojas, remarcó la necesidad de aplicar políticas públicas en la cultura para que la región "pueda defenderse de los atentados contra la diversidad".

Con idéntica firmeza se expresó la ecuatoriana Glenda Calvas Chávez, subsecretaria técnica del Ministerio de Cultura de su país, para quien "si no participa el Estado directamente, se atenta contra los derechos culturales".

En la misma línea se pronunció el ministro de Culturas de Bolivia, Pablo Groux, al señalar que el Estado debe aplicar "regulaciones serias" porque, dijo, "se habla de identidades e invisibilidades".

Más moderado fue Alfonso Nieto, consejero de la embajada de México en Buenos Aires, quien, si bien coincidió en la necesidad de desarrollar un "mayor mestizaje" cultural, suscribió un pensamiento del escritor mexicano Carlos Fuentes.

"Él dice que cuando una civilización se cierra, se debilita y tiende a desaparecer. Profundicemos la diversidad, pero no caigamos en el narcisismo cultural. Mantengamos nuestras ventanas abiertas", reflexionó.