El arzobispo recibe en el aeropuerto a los 200 jóvenes que peregrinaron con el Papa a Tierra Santa

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, recibió esta mañana en el aeropuerto de Manises a los 200 jóvenes valencianos que peregrinaron a Tierra Santa con motivo del viaje apostólico del Papa Benedicto XVI, según informaron en un comunicado fuentes del Arzobispado.

El prelado llegó minutos antes de las 10.00 horas al aeropuerto, donde se encontraban los familiares de los jóvenes, que se vieron sorprendidos por la inesperada visita de monseñor Osoro, a quien le agradecieron su gesto mientras se hacían fotos con él.

A la llegada de la expedición, el arzobispo fue dando la bienvenida uno a uno a todos los jóvenes, les pregunto por su experiencia durante la peregrinación y les agradeció su esfuerzo. También le prometió que celebrará para todos ellos y sus familias una misa de acción de gracias en la Catedral de Valencia.

Los peregrinos y sus familiares le cantaron también a monseñor Osoro el "cumpleaños feliz", después de que uno de los peregrinos revelara a los demás que hoy el prelado celebra su 64 aniversario.

Los jóvenes, la mayoría de ellos con edades entre los 18 y los 25 años y pertenecientes al Camino Neocatecumental, partieron el pasado 8 de mayo en avión hasta el de Tel Aviv (Israel).

Todos ellos formaron parte de la expedición de 5.000 jóvenes de comunidades neocatecumenales de España y otros países, que acudieron también a Tierra Santa durante la estancia allí de Benedicto XVI "para acompañarle en un viaje tan significativo como éste, tal como dispuso el iniciador del Camino", el español Kiko Argüello, según fuentes del Camino Neocatecumenal.

Los jóvenes peregrinos participaron en la misa que el Papa presidió el día 14 en el Monte del Precipicio de Nazaret. Además, visitaron Jerusalén, Belén, el río Jordán y el mar de Galilea, acompañados por sacerdotes y catequistas de sus comunidades en distintas poblaciones valencianas.

Igualmente, durante el día de ayer asistieron a un encuentro vocacional con los tres iniciadores del Camino, los seglares españoles Kiko Argüello y Carmen Hernández, y el sacerdote italiano Mario Pezzi, en el Centro Internacional 'Domus Galilaeae', en el Monte de las Bienaventuranzas.