El cardenal Bertone presidirá mañana los funerales por las víctimas del terremoto en Italia

El Papa enviará también a su secretario particular, Georg Gänswein, como signo de su "cercanía personal"

ROMA, 9 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno)

El cardenal secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, presidirá mañana, viernes, los funerales por las víctimas del terremoto que sacudió el centro de Italia el pasado lunes, causando la muerte de al menos 279 personas, según informó la sala de prensa del Vaticano a través de un comunicado.

"Acogiendo las instancias de las autoridades civiles y religiosas, el Santo Padre ha encargado al secretario de Estado, Tarcisio Bertone, presidir este viernes 10 de abril el rito de sufragio", señala la nota.

Los funerales se celebrarán a las 11.00 horas en la plaza de la Escuela de Suboficiales de la Guardia de Finanzas de L'Aquila, donde ha sido instalado el tanatorio improvisado de la tragedia.

El rito final de la ceremonia será oficiado por el arzobispo de la ciudad, monseñor Giuseppe Molinari. Además del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, y numerosas autoridades también asistirán a la ceremonia el secretario general de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).

Por su parte, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano concedió el permiso para que se pueda celebrar una misa funeral, a pesar de que la norma litúrgica impida celebrar otros ritos ajenos a la celebración del Viernes de Pasión propio de la Semana Santa.

Además, como signo de "cercanía personal con todos los que sufren a causa del terremoto", el Papa enviará a su secretario particular, monseñor Georg Gänswein, quien también estará presente en la ceremonia.

El Papa expresó ayer su deseo de visitar a los damnificados próximamente. Preguntado hoy al respecto, el director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, precisó que todavía no se sabe cuándo podrá organizarse dicha visita.

Benedicto XVI celebró esta mañana la Misa del Crisma en la basílica de San Pedro del Vaticano, con la que dio inicio a los ritos del Triduo Pascual típicos de la Semana Santa y en la que el Papa bendijo los olios santos, que sirven para administrar algunos sacramentos, como la confirmación o la unción de los enfermos y moribundos.

Parte de los olios bendecidos por el Papa esta mañana serán destinados a la zona del terremoto como signo de "profunda comunión y cercanía espiritual" y para "acompañar el tiempo del renacimiento y de la reconstrucción, sanando las heridas y manteniendo la esperanza", detalló el Pontífice durante la homilía.