Los paraguayos renuevan su fe con procesiones y ritos tradicionales

  • Asunción, 10 abr (EFE).- Los paraguayos renovaron hoy su fe en esta Semana Santa caracterizada por las procesiones y ritos tradicionales, que incluyen el ayuno de Viernes Santo y las escenificaciones de la vida de Jesucristo.

Los paraguayos renuevan su fe con procesiones y ritos tradicionales

Los paraguayos renuevan su fe con procesiones y ritos tradicionales

Asunción, 10 abr (EFE).- Los paraguayos renovaron hoy su fe en esta Semana Santa caracterizada por las procesiones y ritos tradicionales, que incluyen el ayuno de Viernes Santo y las escenificaciones de la vida de Jesucristo.

Los pobladores de la zona conocida como Remanso, cercana a Asunción, se volvieron a congregar este año ante la rivera del río Paraguay antes de la salida del sol para participar de un ritual "de purificación", como detalló a Efe Diego Figueredo.

Este católico practicante explicó que este año asistió con sus dos hijas y esposa para sumergirse y recibir la bendición en las aguas del Paraguay como lo hacen, principalmente, los pescadores de la zona.

"Vengo a pedir y rogar que todo nos salga bien en el año y para que tengamos salud", dijo Figueredo, quien describió la experiencia como "una sensación distinta". "Se siente una paz interior y es la manera que tenemos para expresar nuestra religiosidad", añadió.

Esto ocurre en medio del ayuno del Viernes Santo, un día después de que los paraguayos conmemoraran con un banquete familiar la Última Cena, que preferentemente incluye carne asada y abundante chipa, un pan hecho a base de almidón de mandioca.

Tras el ayuno, los puestos de venta ribereños de pescados congregaron a gran cantidad de personas, como en el caso de Remanso, en donde se ofertan gran variedad ejemplares que son preparados para ser acompañados con la chipa, así como con la no menos tradicional sopa paraguaya (tarta salada de harina de maíz), que generalmente es elaborada en el "tatacuá" (horno de barro en guaraní).

Por otra parte, las calles de Asunción quedaron prácticamente vacías en estos días y la mayoría de los centros comerciales permaneció cerrada, ya que en los días previos al Viernes Santo gran cantidad de capitalinos se trasladaron al interior del país para reunirse con sus familiares.

Así mismo, cobró vigencia nuevamente este año la actividad conocida como "Pascua Joven", o campamentos de varios días en el que miles de jóvenes y niños son invitados a reflexionar y a orar sobre la doctrina cristiana en sus diferentes parroquias.