Acusan a ocho policías y tres civiles por el robo y profanación en una sinagoga de Caracas

  • Caracas, 26 mar (EFE).- La Fiscalía de Venezuela acusó hoy formalmente a ocho policías y tres civiles por el robo y profanación de la mayor sinagoga de Caracas, dos días después de denunciarse otro hecho similar en la mayor mezquita de la capital venezolana.

Acusan a ocho policías y tres civiles por el robo y profanación en una sinagoga de Caracas

Acusan a ocho policías y tres civiles por el robo y profanación en una sinagoga de Caracas

Caracas, 26 mar (EFE).- La Fiscalía de Venezuela acusó hoy formalmente a ocho policías y tres civiles por el robo y profanación de la mayor sinagoga de Caracas, dos días después de denunciarse otro hecho similar en la mayor mezquita de la capital venezolana.

La formalización de la acusación de los detenidos por el primer hecho, perpetrado a finales de enero pasado, añade a los cargos de robo y asociación para delinquir, los de perpetración de "acto de desprecio contra un culto y ocultamiento de arma de fuego", informó la Fiscalía en un comunicado.

La sinagoga "Tiferet-Israel" fue asaltada el 30 de enero por los once detenidos, quienes, además de robar, profanaron el recinto al pintar consignas antisemitas y destruir objetos sagrados con lo cual intentaron confundir a la policía.

Este hecho ocurrió en momentos en que el Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, condenó a Israel por lo que denominó "genocidas" ataques militares en la Franja de Gaza de esas fechas y expulsara a los responsables de la embajada de ese país en Caracas.

Los once fueron apresados entre el 7 y 8 de febrero en diferentes operaciones policiales.

La Fiscalía acusó de los hechos en la sinagoga a los policías Francisco Pérez, Frank Piñate, Edgar Cordero, José Montilla, Angelo Charlys, Luis Castillo, Yadira Torres y José Milla, así como a los civiles Orlando Pérez, Rafael Colina y Víctor Escalona.

Este último era agente de seguridad de la sinagoga, "quien cortó el sistema del cerco eléctrico para facilitar el acceso de los delincuentes", según la acusación de la Fiscalía.

La Fiscalía confirmó hace dos días que la principal mezquita musulmana del país, "Ibrahim Al-Ibrahim", la segunda más grande de Latinoamérica y situada, asimismo, en Caracas, fue robada el pasado lunes en un hecho que también registró la profanación de libros sagrados.

Los responsables, no identificados, huyeron con una computadora y otros objetos valorados en unos 7.000 dólares, dijo la Fiscalía el pasado martes.

Esa instancia "coordina diligencias y experticias necesarias" para esclarecer los hechos y "establecer las responsabilidades penales correspondientes", señaló en un comunicado.

En la misma nota detalló que la División de Hurto del policial Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas "recolectó evidencias de interés criminalístico" y estableció un cronograma de interrogatorios a eventuales testigos.

Mohammad Alí Bokhari, supervisor general de la mezquita, inaugurada en 1993 y construida con fondos aportados por Arabia Saudí, aseguró que los asaltantes, además de robar, pisotearon los libros sagrados.

"Pedimos a las autoridades mayor protección hacia los sitios sagrados de culto", dijo Bokhari a los periodistas y señaló que los dos vigilantes que custodian el recinto no se dieron cuenta del robo, quizá porque la mezquita tiene un área de 5.000 metros cuadrados.