Arzobispo brasileño acusa a los judíos de ocultar los hechos del Holocausto

  • Río de Janeiro, 27 mar (EFE).- El arzobispo de la ciudad brasileña de Porto Alegre, Dadeus Grings, acusó a los judíos de ser los dueños de la propaganda del mundo y dijo que por eso no se cuenta todo sobre el Holocausto en el que, según él, murieron más católicos que judíos.

Arzobispo brasileño acusa a los judíos de ocultar los hechos del Holocausto

Arzobispo brasileño acusa a los judíos de ocultar los hechos del Holocausto

Río de Janeiro, 27 mar (EFE).- El arzobispo de la ciudad brasileña de Porto Alegre, Dadeus Grings, acusó a los judíos de ser los dueños de la propaganda del mundo y dijo que por eso no se cuenta todo sobre el Holocausto en el que, según él, murieron más católicos que judíos.

"Murieron más católicos que judíos en el Holocausto, pero eso no aparece porque los judíos tienen la propaganda del mundo", expresó el prelado en una entrevista que publica en su última edición la revista brasileña "Press & Advertising", orientada al mercado publicitario.

Grings, nacido hace 72 años en una familia de origen alemán y considerado como un representante del ala moderada de la Iglesia católica, justificó además las cruzadas contra los musulmanes en la Edad Media, defendió el celibato de los religiosos y condenó las investigaciones con células madre, entre otros asuntos polémicos.

Las afirmaciones del arzobispo fueron refutadas por la comunidad judía de Río Grande do Sul, cuya capital es Porto Alegre, que divulgó en su página de Internet una dura carta de respuesta a Grings.

La misiva, firmada por el presidente de la Federación Israelita de Río Grande do Sul, Henry Chmelnitsky, afirma que "no es la primera vez que el religioso se refiere al Holocausto de forma distorsionada".

"Reducir o relativizar el Holocausto ofende la memoria de millones de muertos en una guerra iniciada por el fanatismo y por la intolerancia", manifestó.

El dirigente recordó que el propio Vaticano adoptó en los últimos años "una postura abierta y transparente en relación con el asesinato de seis millones de judíos" en la Segunda Guerra Mundial.

Chmelnitsky también señaló que si murieron menos judíos que católicos en la Segunda Guerra Mundial "fue porque había y todavía hay menos judíos en el mundo".

"Proporcionalmente, la matanza minimizada por el arzobispo significó el aniquilamiento de la mayor parte de un pueblo que ya era pequeño", agrega el líder de la comunidad judía regional.

Chmelnitsky expresó la esperanza de que Grings "reflexione sobre sus declaraciones" y señaló que "la única forma de impedir que la barbarie perpetrada por los nazis se repita -contra los judíos o contra otras etnias o segmentos religiosos- es respetando siempre la memoria con seriedad, fraternidad y honestidad".