El Papa dice ante los musulmanes que la religión rechaza violencia y totalitarismos

  • Yaundé, 19 mar (EFE).- El papa Benedicto XVI comenzó hoy su tercera jornada en Yaundé reuniéndose con representantes de la comunidad musulmana de Camerún, ante quienes dijo que las religiones tienen que rechazar todas las formas de violencia y de totalitarismo.

El Papa afirma que África "está en peligro" por los "inmorales que desean imponer el reino del dinero"

El Papa afirma que África "está en peligro" por los "inmorales que desean imponer el reino del dinero"

Yaundé, 19 mar (EFE).- El papa Benedicto XVI comenzó hoy su tercera jornada en Yaundé reuniéndose con representantes de la comunidad musulmana de Camerún, ante quienes dijo que las religiones tienen que rechazar todas las formas de violencia y de totalitarismo.

Ante una veintena de líderes religiosos musulmanes, el Pontífice manifestó que las religiones contribuyen de manera esencial a la comprensión de la cultura y del mundo "y a la coexistencia pacífica" de todos los humanos.

Resaltó que el cristianismo y el islam, dos religiones monoteístas, coinciden en la defensa de los valores fundamentales de la familia, de la responsabilidad social, de la obediencia a la ley de Dios y al amor hacia los enfermos y los que sufren, todo en aras de favorecer el desarrollo del ser humano.

"Esa visión nos induce a buscar todo lo que es recto y justo, a salir de ámbito restringido de nuestro interés egoísta y actuar por el bien de los demás. La religión rechaza todas las formas de violencia y de totalitarismo, no sólo por principio de fe, sino también en base a la recta razón", dijo el Papa.

El Obispo de Roma agregó que "en realidad", religión y razón se sostienen recíprocamente, "desde el momento en que la religión está purificada y estructurada por la razón y toda la potencia de la razón se debe a la revelación y la fe".

Al encuentro asistieron veinte jefes religiosos musulmanes, encabezados por Bello Amadou, presidente de la Asociación Cultural Islámica de Camerún, a los que el Papa dijo que las dos religiones están llamadas a ayudar a los demás a buscar la "presencia misteriosa de Dios en el mundo.

Asimismo, abogó para que católicos y musulmanes trabajen juntos por una "civilización del amor", por la paz, la justicia y el bien común.

Al término de la reunión, celebrada en la Nunciatura (embajada del Vaticano), el Papa oficiará una misa que se espera multitudinaria en el estadio "Amadou Ahidjo", tras la cual entregará a las Conferencias Episcopales africanas el "Instrumentum laboris", el documento preparatorio del II Sínodo para África, que se celebrará en octubre próximo en el Vaticano.