Líderes musulmanes, cristianos y judíos condenan la violencia yihadista

  • Líderes religiosos musulmanes, cristianos y judíos condenaron hoy en Viena, al cierre de una conferencia contra la violencia en el nombre de la religión, el terrorismo del Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas.

Viena, 18 nov.- Líderes religiosos musulmanes, cristianos y judíos condenaron hoy en Viena, al cierre de una conferencia contra la violencia en el nombre de la religión, el terrorismo del Estado Islámico (EI) y otros grupos yihadistas.

El encuentro internacional fue organizado por el Centro Internacional para el Diálogo Interreligioso e Intercultural Rey Abdullah Bin Abdulaziz (KAICIID), una institución financiada por Arabia Saudí, con el apoyo político de Austria y España.

En una declaración final, los líderes religiosos, que llegaron a Viena sobre todo de Oriente Medio, criticaron los intentos de los yihadistas de "justificar sus acciones con las enseñanzas del islam".

La llamada Declaración de Viena contra la violencia en el nombre de la religión fue apoyada por una treintena de líderes religiosos, entre ellos los grandes muftis de Egipto, Líbano y Jordania.

Además, acudieron a la capital austríaca numerosos responsables cristianos de Oriente Medio, como representantes de los Coptos y de la Iglesia Caldea, así como David Rosen, rabino encargado de asuntos interreligiosos en el American Jewish Committee (AJC), la principal organización judía de EEUU.

"Rechazamos la violencia en cualquier forma, especialmente la violencia perpetrada en el nombre de la religión", destacó la declaración emitida hoy.

"Como líderes de varias religiones y tradiciones de fe, es nuestro deber oponernos a la persecución que sufren todos los componentes de la sociedad, especialmente los cristianos, los yazidíes, así como otros grupos religiosos y étnicos como los turcomanos y los shabak en Irak y Siria", señala el texto.

"Perseguir a la gente, violar su dignidad como en el caso de las mujeres yazidíes y esclavizar a la gente son formas contrarias a cualquier consciencia humana", concluyó la declaración en alusión al secuestro de mujeres de esa minoría por parte del EI.

El KAICIID, establecido en 2011, tiene como objetivo fomentar el diálogo entre las diferentes religiones y culturas del mundo.

En su junta directiva se encuentran representantes de las principales religiones como las diferentes ramas del cristianismo, el islam, así como el hinduismo, budismo y judaísmo.

Sus críticos consideran que el centro, financiado en gran parte por Arabia Saudí, solo busca mejorar la imagen internacional de ese país árabe, donde no existe ningún tipo de libertad de culto.