EEUU suspende el envío de ayuda no humanitaria a Madagascar debido al "golpe de Estado"

WASHINGTON, 20 (Reuters/EP) El Gobierno de Estados Unidos anunció hoy su decisión de suspender el envío de toda la ayuda no humanitaria a Madagascar debido al "golpe de Estado" que se ha llevado a cabo en el país insular, donde ha asumido el poder, con el apoyo del Ejército, el que hasta hace unos días era el líder de la oposición, Andry Rajoelina,. "Esta serie de acontecimientos equivale a un golpe de Estado", afirmó el portavoz del Departamento de Estado Robert Wood. "En vista de estos sucesos, Estados Unidos va a suspender toda la ayuda no humanitaria para Madagascar", agregó. Wood no pudo precisar la cantidad de ayuda que se verá afectada por esta decisión. El Departamento de Estado indicó esta semana que en el año fiscal 2008 --que terminó el 30 de septiembre-- Estados Unidos entregó a Madagascar una ayuda valorada en 86,2 millones de dólares, de los cuales 27,3 millones se usaron para financiar proyectos de reducción de la pobreza de Millennium Challenge Corporation. El ya ex presidente de Madagascar Marc Ravalomanana dimitió el martes pasado, después de varias semanas de manifestaciones de la oposición que derivaron en disturbios violentos. Ravalomanana entregó el poder al Ejército, que, a su vez, respaldó a Rajoelina, quien tomará posesión de su cargo mañana. La Unión Africana (UA) reiteró este viernes que lo que ha ocurrido en Madagascar es un golpe de Estado y anunció que ha decidido suspender la membresía de este Estado en la organización. Además, ha dado un plazo de seis meses al nuevo Gobierno para que convoque elecciones. Pero el primer ministro de la administración de transición establecida por Rajoelina, Roindefo Monja, indicó a Reuters que el nuevo gobierno defenderá su postura ante la UA y la comunidad internacional. "¿Qué pueden decir ellos sobre una lucha contra la libertad y la democracia? ¿Qué delito se ha cometido?", declaró por teléfono. "Nosotros explicaremos a todo el mundo nuestra causa (...) el pueblo reclamó libertad y el Ejército se sumó al movimiento popular pero no tomó el poder (...) confiamos en que la comunidad internacional lo entienda", añadió. Por su parte, la 'troika' de seguridad de la Comunidad de Desarrollo del África Austral (SADC) ha discutido la posibilidad de expulsar a Madagascar y tiene intención de imponer sanciones al país africano en la reunión que celebrará este mismo mes, según señaló el Gobierno de Sudáfrica. Monja dijo que no espera que los países donantes corten la ayuda ya que les interesa que en Madagascar haya estabilidad a largo plazo. Sin embargo, Noruega, que aporta unos 14 millones de dólares al año, ha congelado los fondos y ha indicado que otros países le seguirán. También se ha pronunciado el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien habló de "golpe de Estado" y abogó por que se celebren unos comicios porque es "la única forma de salir de la crisis". El presidente galo recomendó a los nuevos dirigentes malgaches que no hagan daño a Ravalomanana.