Los judíos alemanes rechazan las disculpas del obispo negacionista Williamson

  • Berlín, 27 feb (EFE).- El Consejo Central de los Judíos en Alemania ha rechazado las disculpas del obispo negacionista Richard Williamson y exige una clara retractación de sus declaraciones, según las cuales durante el nacionalsocialismo sólo habrían muerto cerca de 300.000 judíos.

Los judíos alemanes rechazan las disculpas del obispo negacionista Williamson

Los judíos alemanes rechazan las disculpas del obispo negacionista Williamson

Berlín, 27 feb (EFE).- El Consejo Central de los Judíos en Alemania ha rechazado las disculpas del obispo negacionista Richard Williamson y exige una clara retractación de sus declaraciones, según las cuales durante el nacionalsocialismo sólo habrían muerto cerca de 300.000 judíos.

"Williamson no se ha retractado de sus tesis mentirosas sobre el Holocausto. Sólo ha lamentado que lo que dijo haya producido daño", indicó el vicepresidente del Consejo Central, Dieter Graumann, en declaraciones que publica hoy el periódico "Handelsblatt".

Graumann también se muestra indignado por la explicación de Williamson, según el cual su negación del Holocausto se habría basado en informaciones de hace dos décadas "como si hace veinte años el Holocausto hubiera estado en duda".

"En la desgraciada declaración de Williamson no hay ninguna retractación. Lo que se deduce de ella es que el mantiene su negación del Holocausto a la que se aferra patológicamente desde hace décadas", dijo.

Graumann, además, volvió a criticar al papa Benedicto XVI por haber revocado la excomunión que pesaba sobre Williamson y otros tres obispos ultraconservadores seguidores del cismático francés Marcel Lefebvre.

"La equivocación fatal de El Vaticano sigue teniendo lamentablemente vigencia", dijo Graumann.

Williamson se disculpó ayer en una declaración en la que, sin embargo, no dejó claro si ha cambiado su punto de vista y que no hubiera dicho lo que dijo sobre el Holocausto de haber sabido las repercusiones que tendrían sus palabras y el dolor que iban a producir "especialmente en la Iglesia pero también en supervivientes y familiares de las víctimas de la injusticia del III Reich".

El obispo subrayó además que su visión del Holocausto no era la de un historiador y que su punto de vista se había basado en "pruebas que estaban disponibles hace veinte años".

La negación del Holocausto de parte de Williamson produjo indignación general y numerosas críticas a Benedicto XVI y sobre todo al aparato vaticano por la rehabilitación del obispo.