Hallan cinco cuerpos sin vida en una casa en Maryland

  • Washington, 18 abr (EFE).- La policía del condado de Frederick (Maryland) halló hoy los cuerpos sin vida de una pareja y de sus tres hijos en el interior de una casa en Middletown, en lo que las autoridades creen fue un homicidio seguido de un suicidio.

Washington, 18 abr (EFE).- La policía del condado de Frederick (Maryland) halló hoy los cuerpos sin vida de una pareja y de sus tres hijos en el interior de una casa en Middletown, en lo que las autoridades creen fue un homicidio seguido de un suicidio.

La policía local se trasladó a la vivienda tras recibir una llamada de un pariente que encontró por la mañana los cuerpos, publica el Washington Post.

Los agentes confirmaron en el lugar la muerte de esas cinco personas. Se trata del padre de la familia, Christopher Alan Wood, de 34 años, de su esposa, Francis, de 33, de sus dos hijos de 5 y 4 años y de su hija de 2 años, según las autoridades.

Los agentes recibieron la autorización a una orden de registro para poder investigar el hecho y entraron en la vivienda, donde encontraron varias armas, entre ellas una de fuego, y notas escritas a mano, las cuales se están revisando dentro de la investigación, según Jennifer Bailey, del Departamento de la Policía.

Los dos niños fueron encontrados en sus camas y la niña junto a su madre en la cama matrimonial.

"Todos los indicios indican que esto fue un homicidio con suicidio", indicó una portavoz de la policía.

Wood mató aparentemente a los miembros de su familia y después se suicidó al dispararse.

La policía aún no ha determinado la causa de la muerte de las otras víctimas, pero era "aparente" que sufrieron "cortes traumáticos", según la portavoz.

Una vecina dijo al Washington Post que la familia se mudó a la vivienda en otoño pasado.

Según el rotativo, hace dos años las autoridades también hallaron cinco personas muertas en el interior de una casa en el condado de Frederick.

La policía determinó entonces que Pedro Rodríguez, que fue encontrado muerto en su casa el 26 de marzo de 2007 junto a su hijo y sus tres hijas, había matado a los niños antes de suicidarse.

Los restos de su esposa, Deysi M. Benítez, sólo fueron hallados en enero de 2008 en un área aislada a unos 32 kilómetros al norte de Frederick. Las autoridades creen que fue asfixiada por su esposo.