Benedicto XVI pide "respeto" hacia las mujeres y defensa de su dignidad en Oriente Próximo

AMÁN, 10 (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Darío Chimeno)

Benedicto XVI pidió hoy en una misa en Amán "respeto" hacia las mujeres y subrayó la necesidad de defender su "dignidad" para no tratarlas con "los criterios fríos de la explotación y el beneficio".

Ante más de 25.000 personas que llenaron el Estadio Internacional de la capital jordana, el Papa solicitó "valor" y coraje" a los cristianos en Jordania y en toda Tierra Santa. "Que el coraje de Cristo nuestro Pastor os inspire y os sostenga diariamente en vuestro esfuerzo de dar testimonio de la fe cristiana y de mantener la presencia de la Iglesia en la trasformación del tejido social en vuestra antigua tierra", dijo el Papa.

Benedicto XVI indicó a los presentes que la fidelidad a la misión de la Iglesia en Tierra Santa les exigía un "particular" coraje como era el de contagiar el diálogo y el trabajo frente a frente con los otros cristianos en el servicio del Evangelio y de la solidaridad con los pobres, los desfavorecidos y las víctimas de tragedias humanas. Además les reclamó coraje para "construir nuevos puentes para facilitar un encuentro fecundo con personas de otras religiones y culturas".

El Papa centró parte de su discurso en el valor de la familia y el papel insustituible de la mujer en la sociedad. "La Iglesia y la sociedad en su conjunto tienen que tener en cuenta aquello que mi predecesor Juan Pablo II llamaba el carisma profético de la mujer, como portadora de amor, maestra de misericordia y constructora de la paz, transmisora de calor a la humanidad a un mundo que juzga el valor de la persona con criterio fríos de la explotación y el beneficio", subrayó citando el documento 'Mulieris Dignitatem'.

Según remarcó, con su testimonio público de respeto hacia las mujeres y con su defensa de la dignidad innata de cada persona, "la Iglesia en Tierra Santa contribuye de forma importante al desarrollo de una cultura de humanidad verdadera y a la construcción de la civilización del amor".

ORACIONES POR LAS VOCACIONES

Por otro lado, en relación con la Jornada Mundial de Oraciones por las Vocaciones, Benedicto XVI emplazó a los jóvenes a "considerar" la llamada del Señor para seguirlo y "edificar" su Iglesia. "Jesús tiene necesidad de vosotros para hacer escuchar su voz y trabajar para el aumento de su reinado", apuntó.

En la celebración, que duró casi dos horas, estuvo presente además de Su Beatitud Fuad Twal, Patriarca Latino de Jerusalén y Su Alteza Real el príncipe Ghazi Bin Mohammad, en representación del rey de Jordania. En la oración de los fieles, se incluyeron peticiones por los reyes de Jordania, inmediatamente después de pedir por el Papa.

Con cantos greco-católicos, el Papa administró la Primera Comunión a una docena de niños, y después a un grupo de ancianos y enfermos. La celebración ha sido muy ordenada, sin presencia apenas de policía ni militares, lo cual ha sido concesión del Gobierno de Jordania, señal de las buenas relaciones de las autoridades con la Iglesia Católica y que ha sido agradecido por los católicos.

Tras el almuerzo en el Vicariato latino en Aman, el Papa visitará el lugar del río Jordán donde fue bautizado Jesús, y bendecirá la primera piedra de una iglesia de rito latino y greco-melquita.